La Reina no se ha esmerado mucho hoy. NO. Que vale que su trabajo este mediodía era recibir al presidente de Eslovenia para almorzar en el palacio de La Zarzuela. Pero entre los brillos, los rojiblanquismos y ESTO, media un abismo…

Eso sí, me va a ser muy fácil comentar. Es un completo HUGO BOSS: top y pantalón. Y no de los que más nos gustan de la firma alemana. Es un top blanco con peplum que estrenó en un acto de Telefónica en junio de 2016, y además de idéntica forma. Ni me molesto en poneros la foto. Es igual. La diferencia era la media melena ondulada que todavía llevaba.

A las puertas de La Zarzuela, los Reyes y el presidente de Eslovenia, Borut Pahor.

Lo más sangrante, por decir algo, son estos pantalones. Los pobres no tienen la culpa de nada, son negros, rectos, todo un comodín, pero a fuerza de haberlos visto cientos de veces, les hemos cogido un repelús tremendo. Los zapatos también están entre los odiados de Letizia (me refiero a nosotros, claro está): los salones negros de Magrit. Mira que cambiando de calzado podría haberle dado otro puntito al conjunto… Pues no.

Tez luminosa vía pendientes de Tous. Creo que este top merece otro trato… Así no nos luce nada.

La absoluta sobriedad de este look en blanco y negro hace que me centre casi exclusivamente en sus pendientes, apenas dos faros de luz en este universo negro… Las perlitas de Tous, también utilizadas y reutilizadas, pero que siempre le dan un juego bonito al rostro.

Me gusta la melena, esta vez algo más ondulada, con más volumen. Y el maquillaje. En ambos terrenos la Reina no está fallando últimamente. Tampoco arriesga, claro, pero se ve muy favorecida.

Y poco más que ofreceros, puesto que la desnudez en el resto de elementos es palpable. Encima, al estar en casa, tampoco hacía necesario el uso de cartera o bolsito, así que una cosa menos. En definitiva, un estilismo más bien soso, un pelín rancio y para echar al saco de los recuerdos… Tenemos una semana muy ajetreada, con agenda real todos los días, así que seguro que nos vamos a resarcir. Crucemos los dedos…

¿Ánimos para comentar? Espero que sí, prestadme apoyo moral…

Escaleras arriba con los Reyes y el presidente esloveno. ¡Hasta mañana! FOTOS: RAFAEL LÓPEZ.