Laura Matamoros sufre de una lesión en el abductor que meses después la ha desvelado y el tratamiento al que se somete para curarla


Laura Matamoros es muy dada a contar muchos aspectos de su vida a través de las redes sociales. La influencer, que acumula más cerca del millón de seguidores, ha revelado que padece una lesión desde hace meses. A pesar de que lo ha contado ahora, Laura la sufre desde el pasado mes de noviembre y lleva durante todo este tiempo sometiéndose a diferentes tratamientos para recuperarse del todo. Y es que la recuperación muscular es muy lenta y por ello, varios meses después sigue afectada aunque bastante mejor que en noviembre. Este miércoles, Laura se sometió a un tratamiento y desveló el motivo por el que tuvo que hacerlo: una lesión en el abductor.

Aunque en un primer momento habló de una lesión sin desvelar de qué se trataba, sus seguidores mostraron su preocupación al respecto. Por este motivo, Laura Matamoros desveló que padecía de una lesión en el abductor. «A mediados de noviembre me rompí el abductor ( no en dos porque sino no podría andar)», comienza diciendo. Y añade: «Me salieron unos moratones enormes en el cuadríceps y un ganglio enorme (como un puño) en la ingle y desde entonces es un proceso lento de recuperación pero casi, casi, ya estoy curada», ha dicho a través de un Story donde le preguntaban qué lesión tenía.

Laura Matamoros se está recuperando de una lesión en el abductor

A pesar de que la hija de Kiko Matamoros está sufriendo esta lesión, sigue con su vida tal y como la conocíamos. De hecho, si no llega a ser porque Laura hubiese compartido que se estaba haciendo un tratamiento después de su entreno asegurando que «Poco a poco voy mejor de mi lesión. Después del entreno soltamos la musculatura» no hubiésemos descubierto esta dolencia que lleva padeciendo la joven desde hace unos meses.

Instagram

Sus seguidores siempre se han mostrado muy pendientes de Laura Matamoros, que ha revelado muchos aspectos personales de su vida. De hecho, hace tan solo unos días que pedía ayuda a través de las redes porque se habían congelado sus tuberías y no tenía agua en casa por lo que no podía ducharse. Por este motivo, la influencer pidió que si el agua no volvía en unas horas alguien le dejara su casa para poder darse una ducha.

Como era de esperar, sus seguidores no tardaron en responder y ofrecerle su casa en el caso de que fuera necesario. Afortunadamente, ya entrada la tarde, el agua regresó al cuarto de baño de Laura Matamoros y la hija de Kiko se pudo dar un baño relajante en su casa. Ahora, que ha desvelado la lesión que sufre, sus seguidores también se han ofrecido a darle consejos o lo que esta necesite para una pronta recuperación. ¡Ánimo Laura Matamoros!