Acudir al restaurante que Benji Aparicio posee en la capital habitualmente o incluso aprovechar sus días de asueto para estar junto a su pequeño alejados del mundanal ruido. Estos eran tan solo dos de los movimientos de Laura Matamoros que habían hecho saltar las alarmas sobre una posible reconciliación con el padre de su pequeño. Aunque en un principio su círculo había llegado a asegurar que tan solo existía una relación cordial entre ellos por el bien de su hijo, el último post de la influencer habla por sí solo.

«Por tantos muchos más. Happy Birthday papiii. A ser felices», escribía la joven sus redes sociales junto a una fotografía de ambos en la que se mostraban muy sonrientes. Una llamativa instantánea que les ha puesto de nuevo en el ojo del huracán, pues no solo dejan claro que han dejado atrás las rencillas del pasado, sino que además ha abierto las puertas a una segunda oportunidad. De hecho, han sido sus propios amigos los que a través de mensajes dejan claro que tanto Laura como Benji se han reconciliado.

Horas después de que Anita Matamoros felicitara a su cuñado a través de un mensaje público, Laura Matamoros veía cómo gran parte de su entorno se pronunciaba sobre ellos. Ejemplo de ello, la expareja  de Aitor Ocio, Covi Riva, quien es íntima de Laura y quien se declara encantada con el paso que han decidido dar. «No me puede gustar más. La foto y vosotros. Feliz cumpleaños», ha escrito junto a varios emoticonos de corazón. Una reacción muy similar a Javier Menendez, propietario del gimnasio donde Laura entrena diariamente: «Disfrutad pareja».

Laura Matamoros Benji Aparicio

Una noticia muy feliz

Aunque como ya dicen una imagen vale más que mil palabras, prueba de ello, todos los emoticonos que el resto de influencers o rostros conocidos han escrito en la citada publicación. Y es que los corazones o las caras de enamorado no han dejado de sucederse entre Dj Nano, Rocío Crusset, Paula Echevarría, Raquel Bollo o María Pombo, al igual que el propio Benji Aparicio. El hostelero ha respondido a este bonito detalle con más corazones e incluso un brindis por, quién sabe, si haber retomado su historia de amor.