Laura Matamoros ha revelado a sus seguidores cuál es el sexo del bebé que espera. Ella, Benji y su primer hijo están tremendamente ilusionados.


Laura Matamoros confirmó que estaba embarazada el pasado mes de mayo. A pesar de que ella y Benji Aparicio habían roto previamente, la espera de un nuevo hijo les unió de nuevo hasta reconciliar. Se sentaron a hablar y acercaron posturas hasta tal punto que, a día de hoy, confirman que están muy felices el uno junto al otro. Era un auténtico misterio el sexo de su bebé y este jueves, por fin, han conocido cuál es «al 100 %». Según ha explicado la influencer, ella y el chef están pletóricos ya que Mati en unos meses tendrá un nuevo hermanito. «Mati va a tener un hermanito, un chico. Cuando me decías que era niña yo me moría, porque me dijeron que al 80% era otro niño. ¡Es niño! No me puede hacer más ilusión», ha dicho con una ecografía en la mano.

Laura Matamoros
Redes sociales

La hija de Kiko Matamoros estaba deseando conocer qué esperaba y una vez vistos los resultados de los médicos, asegura que no puede estar más feliz.  «Ya sabemos al 100% lo que es. Estoy como si fuera mi primer hijo, muy ilusionada», ha insistido. A pesar de que su primer embarazo quería que fuera una niña, la llegada de Mati ha sido el regalo más bonito que ha tenido en su vida. Un niño muy buscado que ella y Benji querían que llegara para que su hijo mayor tuviera un compañero de juegos, pero del que descubrieron su existencia una vez rota su relación. De hecho, Laura ha posteado un vídeo en el que se ve al pequeño Mati mientras escoge un peluche para cuando su madre dé a luz a su bebé.

© Redes sociales.

Hace tan solo unos días te mostramos unas fotografías exclusivas en la revista SEMANA y en ellas se podía ver a la pareja visitando un enorme casoplón de 1,7 millones de euros. Ellos mismos acudieron hace unos días a ver las instalaciones con una trabajadora de una inmobiliaria y también pudieron ver el hogar en el que se instalarán los cuatro. El que podría ser el nuevo hogar de esta familia «imperfecta» se encuentra en el exclusivo barrio de Aravaca, Madrid. Se trata de un bajo de 204 metros cuadrados que tiene tres dormitorios, un gran salón comedor y tres baños y un aseo. Además, la vivienda cuenta con piscina privada y está ubicada en una urbanización vigilada las 24 horas del día.