Laura Matamoros ha compartido cómo ha sido el tierno reencuentro de su padre, Kiko Matamoros, y su hijo Matías después de muchos días sin verse.


Laura Matamoros no puede estar más feliz de que se hayan resulto las diferencias con todos los miembros de su familia. La ‘influencer’ vuelve a estar muy unida a su padre, Kiko Matamoros. Aunque los compromisos profesionales de ambos no les permiten verse todo lo que les gustaría, siempre encuentran un hueco para verse. Además, desde que el colaborador de ‘Sálvame’ es abuelo, no puede gustarle más hacer planes con su nieto.

Las quedadas que suelen hacer Laura y Kiko Matamoros son por la mañana, ya que por las tardes, el colaborador tiene que irse desde muy temprano a las instalaciones de Mediaset para estar en el plató de ‘Sálvame’. Aprovechando que ahora hace muy buen tiempo, Kiko, Laura y el pequeño Matías disfrutan de paseos de lo más divertidos.

Laura Matamoros ha sido este jueves la encargada de mostrar el momento del reencuentro entre abuelo y nieto. Han estado dando un paseo y Matías no se separa de Kiko, al que le da la manita. No se la suelta hasta que no se despiden. En la tierna instantánea vemos a Kiko con el pequeño dados de la mano y Laura comparte lo que la imagen le provoca con un «love» (amor, en inglés).

Kiko Matamoros está viviendo una gran etapa personal. El colaborador de televisión está viviendo ya con Marta López en un espectacular piso en el exclusivo barrido de Salamanca en Madrid. Además, goza de una buena relación con su hija Laura y con Anita Matamoros, aunque tras el divorcio con su madre, Makoke, parece que están algo más distanciados.

Laura Matamoros ha mostrado este tierno momento después de que Kiko haya vivido un desagradable episodio tras una de las cenas que hacen ahora en ‘Sálvame’. Y es que el steak tartar que preparó Kiko Hernández le llevó a urgencias hace apenas unos días. «El steak tartar que hiciste, tío, era una bomba. Me lo comí por darle en la boca a todos los que decían que estaba malo y acabé en urgencias el domingo por la noche. Me operaron el lunes porque se me obstruyó el conducto biliar por un cálculo que salió de la vesícula”, explicó.

Un reencuentro tras la quedada de Laura y Anita Matamoros

A pesar de que sabíamos desde hace unos meses que ya habían dado el paso de reconciliarse, no ha sido hasta ahora cuando las hemos vuelto a ver juntas después de muchos años sin mostrar su buen rollo en el mismo espacio. Hay que recordar que durante los meses del confinamiento, las hermanas se han visto e incluso han hecho recetas a través de directos en las redes sociales.

Ahora, en plena nueva normalidad, han decidido dar el paso de verse físicamente. Para ello, Anita Matamoros, que continúa en Madrid, se ha trasladado hasta la casa de Laura. Desde allí, han estado enseñando el planazo que han hecho: hacer gofres con arándanos. De esta forma, vuelve a unirles una receta de cocina.