Lady Gaga sorprendía este domingo a todo el mundo en los Premios Oscar con un vestido de Versace del que te hemos hablado en SEMANA, una pieza que no evitaba que socorriera a un fotógrafo que hab��a sufrido una aparatosa caída. Sin embargo, horas después se subía al escenario para interpretar uno de sus conciertos más especiales. La estadounidense ha dejado boquiabierto a todo el mundo cantando 'Hold my hand', canción nominada al Oscar y que ha querido entonar sin apenas ornamentos en el Dolby Theatre,. Sin maquillaje ni un outfit digno de red carpet, Lady Gaga ha comenzado diciendo algo muy importante para ella.

Lady gaga
Gtres

"Es profundamente personal para mí y creo que todos nos necesitamos, necesitamos mucho amor para caminar por esta vida. Todos necesitamos un héroe a veces, hay héroes a nuestro alrededor. En lugares sin pretensiones, pero es posible que descubras que puedes ser tu propio héroe, incluso si te sientes roto por dentro", ha dicho. Unas palabras que ha pronunciado mostrando su imagen más humilde, dando igual el espacio en el que se encontrara. Su versión más natural ha impactado, pero ha convencido a todos y es que nada tenía que ver con los looks estrambóticos que lucía cuando saltó a la fama.

Lady Gaga ha cambiado un impresionante vestido por una sencilla camiseta, unos pantalones y unas zapatillas y ha dejado claro de nuevo que tiene un talento más que evidente. Su concierto no estaba confirmado y mucho menos su presencia. Ha sido horas antes de que diera comienzo una de las citas más importantes de Hollywood cuando empezaron a sonar con fuerza algunos rumores de que la artista acudiría. Según 'Variety', ha tomado la decisión en el último momento debido a que se encuentra rodando 'Joker: Folie à Deux', lo que hacía difícil cuadrar su agenda.

looks beauty
Gtres

La cantante se ha querido despojar de todo el maquillaje que llevaba en la alfombra roja, dejándose únicamente la trenza que llevaba consigo antes de interpretar este tema tan único. Ni el pronunciado colorete, ni los llamativos ojos...nada. Lady Gaga ha dejado atrás todo el excedente de 'make up' y ha reaparecido con la cara completamente lavada. Así demostraba que quería solo centrarse en su música y refugiarse en la intimidad con sus fans. Entonces, daba igual que quedaran al descubierto algunas imperfecciones, ya que solo quería que los invitados a la gala y el público que seguía el programa desde casa se fijara en su arte. Deseo cumplido, eso sí, sin poder evitar que este gesto cope titulares.