No siempre una estrella de Hollywood puede aparecer perfecta y glamurosa. En el aeropuerto de Los Ángeles, Melanie Griffith salió de su coche con una férula en su pie izquierdo a consecuencia de la rotura del dedo gordo que sufrió a finales del pasado septiembre. La actriz tiene que llevarlo inmovilizado, pero a diferencia de las escayolas de antaño, ahora se colocan unas férulas ortopédicas inmovilizadoras muchos más cómodas. Pero Melanie no está dispuesta a renunciar a su estilo y eligió un total look negro que disimulaba su vendaje.

Melanie a su llegada al aeropuerto de Los Ängeles.
La actriz lleva el pie izquierdo inmovilizado debido a la rotura del dedo gordo.

Melanie está llevando este contratiempo con mucho humor y ella misma informa de su evolución a sus miles de seguidores en Instagram. Lo último ha sido subir una foto con la última radiografía en la que contaba lo que le había pasado: «Me rompí el dedo del pie por subir corriendo las escaleras de fuera de mi casa y chocar con mis perros. Los tornillos son de una rotura mientras bailaba en el musical Chicago en 2003″.  Y con mucho humor también aseguraba que se debían inventar ortopedias más fashion para estos casos.

Melanie mostró a sus seguidores la radiografía de su pie.