Si hace unos años nos dicen que Antonia Dell’Atte iba a pensar lo mismo que Ana Obregón y que, encima, iba a reconocerlo delante de la prensa, hubiésemos tenido que pellizcarnos para comprobar que no estábamos soñando. Pues eso ha pasado. Y es que tras la reconciliación de ambas en ‘Masterchef Celebrity’, las dos están más cerca que nunca y han enterrado el hacha de guerra de manera definitiva.

El último ejemplo ha tenido lugar durante la gala que la revista ‘Vanity Fair’ ha organizado para premiar a Antonio Banderas como ‘Personaje más influyente del año 2019’. Hasta el Teatro Real de Madrid se desplazó la mítica italiana, donde aprovechó para apoyar a la que tantos años ha sido su enemiga. Lo hizo secundando las palabras de Obregón a propósito del concurso que tan pronto abandonó.

Obregón dijo hace unos días que para ella era más importante su hijo que freír unas croquetas. Un comentario que ha causado mucho revuelo y con el que Antonia Dell’ Atte está profundamente en sintonía:»Estoy totalmente de acuerdo con Ana. Pienso que nunca es demasiado tarde para aprender que los hijos son lo más importante en la vida. Creo que tiene toda la razón».

Se hace raro ver a una Antonia tan conciliadora y tan amiga de su ya exenemiga. También mostró su mejor cara para hablar de Alessandro Lequio, recientemente operado de la cadera: «Yo he perdonado y he ayudado a Alessandro. Es muy importante tener un ex que te da las gracias por haberle ayudado, significa haber ayudado a las demás mujeres»

Tampoco perdió la oportunidad de bromear al respecto: «Él es un gran deportista, por eso es mejor que se quede en en la cama. Mucho mejor eso que hacer el salto del tigre, créeme«. Finalmente, le deseó una pronta recuperación: «Le deseo lo mejor y que se recupere pronto. No he hablado con él todavía después de la operación, me ha dicho mi hijo cómo está pero le voy a llamar, seguro».