Tras casi dos años de parón y en medio de su guerra con la tonadillera, el DJ ha vuelto a subirse a los escenarios en Chipiona.


Parecía que este momento no iba a llegar y finalmente se ha producido. Un año y medio después de estar parado por la situación de emergencia sanitaria, Kiko Rivera se ha vuelto a subir a los escenarios. En medio de su guerra abierta con Isabel Pantoja, y después de sus merecidos días de descanso, el DJ ha vuelto a la carga y ha disfrutado de su primer concierto tras la pandemia en Chipiona. En su día más especial, el marido de Irene Rosales ha estado acompañado por Amador Mohedano, quien ha disfrutado a lo grande de la música y del ambiente.

© Gtres

Con una sonrisa de oreja a oreja, Kiko Rivera se ha vuelto a subir sobre los escenarios tras más de un año y medio de parón por la pandemia. El hijo de Isabel Pantoja ha ofrecido su primer concierto en su resurgir personal y profesional en Chipiona. Un lugar de lo más especial en el que ha estado acompañado por su mejor embajador, Amador Mohedano.

Horas previas al concierto, Kiko Rivera y Amador Mohedano disfrutaban de una agradable velada en la que Rocío Jurado estaba más presente que nunca. Tras compartir risas y confidencias, ambos hacían su entrada en la terraza de la discoteca en cuestión por separado para continuar con la fiesta. Mientras que el DJ pinchaba los mejores temas, y aprovechaba para cantar sus canciones, el exmarido de Rosa Benito se convertía en su mayor fan y disfrutaba a lo grande con todas y cada una de las melodías que salían de la mesa de mezclas.

Dos de las familias más mediáticas de nuestro país se unían así en una velada sin precedentes y en medio de las polémicas que ambas tienen entre manos. Una amistad entre ambos que viene de lejos gracias a la estrecha relación que mantenían Rocío Jurado e Isabel Pantoja. En las horas que han pasado juntos, ambos han tenido tiempo para hablar largo y tendido sobre diversos temas: «Lo allí ocurrido queda entre nosotros«.

Amador Mohedano se recupera del susto que recibió hace unas semanas

Este encuentro llega tan solo unas semanas después de que Amador Mohedano tuviera que ser ingresado de urgencia en el hospital de Jerez de la Frontera debido a una importante anemia. En concreto, tras discutir en ‘Sálvame’ con María Patiño, el hermano de «La Más Grande» llamaba a una ambulancia al notar que empezaba a sentirse mal. Al llegar al centro hospitalario, tuvieron que realizarle varias transfusiones debido a una úlcera que se le había formado en la bocal del estómago. En el tiempo en el que permaneció ingresado, todos sus hijos se desplazaron hasta la localidad gaditana para arroparle.

«Me han mandado un régimen y unos tratamientos. A Dios gracias ha tardado menos de lo que yo esperaba», afirmó sobre su recuperación. También añadía que los nervios le habían jugado una mala pasada: «A veces se alteran los nervios. Y yo tenía mal el estómago y te fastidia… Por lo de Rocío Carrasco no tengo yo ningún nervio. Sí tenía nervios por lo de Rosa».