Kiko Rivera acaba de compartir públicamente la decisión más drástica que ha tomado en las últimas semanas de guerra con su madre, Isabel Pantoja.


Kiko Rivera no deja de sorprendernos en plena batalla pública con su madre, Isabel Pantoja. El dj ha empleado las redes sociales para mostrar su disconformidad con su progenitora en las últimas semanas. Cada publicación que hace sobre ella es más dura que la anterior y la última que ha hecho muestra la decisión más drástica que ha tomado en relación a ella.

Todo hace indicar que la cantante podría haber culpado a Irene Rosales de todo lo que está ocurriendo. Esto no lo ha podido pasar por alto Kiko Rivera, que no tolera las últimas noticias sobre su madre. «Sigues ¿no? Qué bien se te da echar las culpas a otro cuando la tienes toda tú. No me pienso callar absolutamente nada. Y ahora sí lo escribo. Desde este mismo momento dejas de ser importante para mí», dice rotundo.

La ruptura de la relación de Kiko y su madre es más que evidente

© Redes sociales.

De esta forma, Kiko Rivera se muestra más tajante que nunca con respecto a su madre. Una relación que pasa por el peor momento. Aunque Isabel Pantoja parecía mantener una relación estupenda con Irene Rosales, ahora todo hace indicar que la cantante podría apuntar que la sevillana es la culpable de que la relación con su hijo esté pasando por este trance. Esto es algo que no tolera el dj, que a través de sus redes sociales ha estallado asegurando que rompe definitivamente con ella.

Más cerca que nunca de sus hermanos

© Redes sociales.

De esta forma, Kiko Rivera está más cerca de sus hermanos, Fran y Cayetano Rivera, que llevan años reclamando la herencia de su padre, Paquirri. Esto es lo que ahora quiere hacer el dj, que le pide a su madre su parte de Cantora. Hay que recordar que la finca, situada en Medina Sidonia (Cádiz), y en la que actualmente vive la tonadillera junto a su madre, doña Ana.

Una casa llena de recuerdos que en su día el testamento de Paquirri dividió de esta manera: un 49 % para Kiko Rivera y un 51 para su madre. Esa disposición de la herencia, provoca que el músico no pueda vender la propiedad, por lo que debe llegar a un acuerdo con su madre si quiere que se ponga en venta.