Kiko Rivera ha tomado una drástica decisión en el universo 2.0 tras hacerse público que la relación con su madre, Isabel Pantoja, pasa por su peor momento.


Las redes sociales han supuesto una ventana al mundo para descubrir cómo se encuentra verdaderamente la relación entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja. El DJ a través de frases lapidarias ha revelado que no confía en su progenitora y que piensa llegar hasta el final para descubrir toda la verdad sobre el testamento de su padre, Paquirri. Una historia que parece no tener retorno y que, según el propio músico, no tiene atisbos de arreglarse. Prueba de que hay lazos que están rotos la drástica decisión que ha tomado el hijo de la artista: ha dejado de seguir a su madre en su Instagram, tal y como ha comprobado este medio. Y es que su unfollow refleja que en sus planes no entra, de momento, una posible reconciliación, a diferencia que Isabel que continúa siendo seguidora de su primogénito.

[/lista_enlaces]

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Hasta el final papá Te lo prometo😌

Una publicación compartida de Kiko Rivera (@riverakiko) el

La única Isabel Pantoja a la que Kiko Rivera sigue a día de hoy y divisa desde su cuenta es la de un grupo de fans, pues ya no queda ni rastro de la unión que ambos tenían en el universo 2.0. Su relación está muy tensa, tanto que este viernes Kiko Rivera se sentará como colaborador en el especial de ‘Cantora‘ que prepara Telecinco para desgranar punto por punto el testamento del diestro. Dos días después de que la revista SEMANA realice un informe exhaustivo sobre esta guerra que mantiene en vilo a la crónica social, te desvelamos en este medio el sorprendente movimiento de Kiko Rivera. 

No es la primera vez que tras un enfrentamiento Kiko Rivera rompe con un familiar en sus redes sociales. Fue el año pasado cuando dejó de ser amigo de su hermana Isa Pantoja, gesto que una vez más dio pistas de cómo se encontraba su relación entonces. A pesar de que todo volvió a su cauce y de que en la actualidad la apoya en cada una de sus aventuras, la última ‘La Casa Fuerte’, en el pasado no todo ha sido idílico entre ellos. Ni mucho menos, sin embargo, siempre han logrado acercar posturas en sus muchos altibajos. Paralelismos que la audiencia no considera que se produzcan, ya que, según se puede leer en las redes sociales, son pocos los que confían en que todo vuelva a ser como antes entre madre e hijo.

Las acusaciones hacia Isabel Pantoja han sido duras, se ha llegado incluso a asegurar que tras morir Paquirri no se respetó la voluntad del torero en su testamento y que incluso la tonadillera habría llegado a estafar a su hijo. Sin embargo, no hubo ningún engaño por parte de la artista. Tal y como ha publicado SEMANA este miércoles, Isabel Pantoja luchó hasta el final para que la finca de Medina Sidonia que, hoy es objeto de discordia entre madre e hijo, fuera para su «pequeño del alma«. Se mostró inflexible ante la familia Rivera y la familia Ordoñez y supo mejor que nadie defender los intereses de su hijo.

Kiko Rivera Isabel Pantoja
Telecinco

Después de hablar con testigos presenciales que estuvieron el día en el que todos sus herederos llegaron a un acuerdo en el Banco Español de Crédito de Sevilla y tras investigar en el archivo de SEMANA, en nuestro último número te contamos todos los datos de las negociaciones que tuvieron lugar tras la muerte del torero. Sabemos qué ocurrió en esta reunión al dedillo y, además, te revelamos también la estrategia por la que apostó Isabel Pantoja para que finalmente Cantora, la finca que es en la actualidad su refugio, fuera para ella y su hijo. Ella en un principio solo tenía derecho al usufructo, pero lo conmutó por un porcentaje de la finca: la artista se quedó con un 52,4 %, mientras su hijo Kiko Rivera con un 47,6. No obstante, ahora Kiko parece no estar de acuerdo con lo que se firmó y su plena intención es la de llegar hasta el final para descubrir todo el trasfondo de lo que él desconocía.

Este acuerdo tuvo lugar tres años después de la muerte de Paquirri tras una infinidad de enfrentamientos, no obstante, ha sido 36 años después de la muerte del torero cuando han vuelto al presente. Sobre él y sobre cómo se fraguó la adjudicación de Cantora y el resto de la herenciaa profundizamos en nuestra revista, desvelando datos sorprendentes que podrían dar un vuelco a esta historia que parecía enfrentar sin vuelta atrás a la cantante y su primogénito. Aunque Isabel Pantoja trató de poner freno emitiendo un comunicado en el que se defendía de todas las acusaciones vertidas contra ella y en el que anunciaba medidas legales, todo apunta a que esta batalla familiar no está cerca de resolverse. Al menos en el ámbito privado.