Este jueves, Kiko Rivera se estrenaba como comentarista deportivo en Canal Sur Radio. El DJ. ha recibido muchas críticas y ha tenido que abandonar el puesto


Kiko Rivera anunciaba muy emocionado este jueves su nuevo trabajo. El hijo de Isabel Pantoja había fichado por Canal Sur Radio para comentar toda la actualidad deportiva. «En los tiempos que estamos viviendo hay que reinventarse y nosotros lo volvemos hacer 🚀⚡️ Hoy debuto en @canalsurradiotv de la mano de mis compañeros de #lagranjugada comentando los partidos de mi @sevillafc durante toda la temporada! ⚽️⚽️⚽️⚽️ Y que mejor manera de hacerlo que viviendo otra final más✨✨ Así que vamos a por ese estreno y por esa final! 💥», escribía emocionado. Pero a pesar de su emoción, el artista recibió un sinfín de críticas, que le ha llevado a tomar una drástica decisión: dejar su puesto de trabajo como comentarista deportiva.

El programa de radio salió en defensa de Kiko Rivera

Su nuevo trabajo es totalmente compatible con su faceta como músico. Y además le permite ganar un dinero extra que le viene de perlas después de un confinamiento en el que tuvo que dejar de trabajar (y llegó a cobrar ayudas para poder tirar hacia adelante). Pero su nuevo fichaje no ha sentado bien a todos. En las redes sociales, miles de usuarios han puesto el grito en el cielo tras conocer la noticia de su trabajo en la radio. Y le han llovido las críticas y los comentarios de indignación ante este nuevo reto profesional.

Redes sociales

«Pa’ morirse dos veces. Kiko Rivera es fichado por Canal Sur para su programa de @lagranjugadacsr. Será comentarista de los partidos del @SevillaFC a razón de 36.000€ por temporada (9 meses) 600€ x 2 horas de trabajo a la semana. ¿Moreno Bonilla no hay periodistas en paro?», se queja un usuario en Twitter. Este aluvión de críticas hizo que la propia cadena mandara un mensaje anunciando el verdadero salario de Kiko Rivera, además de su defensa: «Ante las falsedades que se están difundiendo, Canal Sur Radio quiere hacer público que la retribución que el DJ Kiko Rivera va a percibir por su colaboración puntual en La Gran Jugada de hoy será la misma que recibe el resto de colaboradores habituales: 85 euros«.

Kiko Rivera anuncia que deja de ser comentarista deportivo

A pesar de que en un primer momento Kiko Rivera pidió respeto y se defendió de tales acusaciones, la presión pudo con él y anunció que abandonaba su puesto de trabajo: «La vida a veces es injusta no creáis que a mi me sale todo bien. Pero cuando tienes una oportunidad hay que aprovecharla y eso hago yo. Así que un poquito de respeto que yo no meto con nadie», empezaba diciendo. Pero viendo que las acusaciones seguían in crecendo no pudo más y tomó la drástica decisión de anunciar su retirada.

«No tengo la necesidad de aguantar esto amigos. Mi vida es mucho más bonita que todo esto. No tengo porque aguantar a portavoces de nada el tener mi nombre en su asquerosa boca podemita y demás cosas. Canal Sur Radio renuncio a mi salario y a volver a ir a comentar un partido con vosotros. Que la gente tenga su opinión es maravilloso pero hay cosas que tienen su límite y créanme ayer se superó con creces. No tengo ningún tipo de necesidad. Vivo de maravilla y mi oficio es otro», escribía en otro tuit con el que confirmaba que su faceta como comentarista deportivo había llegado a su fin.

Redes sociales

Sus problemas económicos

Hace apenas unos días, su mujer, Irene Rosales, hablada de los problemas económicos de Kiko Rivera, algo que parece ahora haber cambiado tras su fichaje como comentarista de radio: «Es verdad que Kiko no está trabajando nada. Le ofrecieron un par de bolos pero no los quiso coger por miedo: por los niños, por su abuela, por mi padre…». Recordaba que este verano han pasado cierto tiempo en Cantora y quisieron extremar precauciones para evitar posibles contagios a personas de riesgo de su familia.

Irene Rosales se mostraba tranquila porque ella sigue cumpliendo con su labor de colaboradora de ‘Viva la vida’. Además, está centrada también en su labor como ‘influencer’: «Estoy teniendo bastante trabajo gracias a las redes sociales. No tengo un dinero para tener un colchón, pero sí tengo para un día a día y cubrir nuestros gastos», explicaba hace unos días. Algo que supone un chorro de aire fresco para la pareja.