Kiko Rivera ya tiene disponible la página web en la que vende productos bajo la firma ‘Kantora es mine’, todo un zasca a su madre, Isabel Pantoja.


Kiko Rivera ha anunciado el proyecto en el que llevaba tanto tiempo trabajando. El Dj no ha querido poner todos los huevos en la misma cesta y, además de en la música, ahora está probando suerte también con un nuevo negocio. En concreto, una marca que no gustará nada a su madre, Isabel Pantoja, pues es un claro zasca hacia ella. ‘Kantora is mine’ (Cantora es mío), dice la firma. En ella vende prendas textiles con este logo o accesorios, productos que acaban de salir al mercado en la página web que acaba de ver la luz. Él mismo la está promocionando en sus redes sociales, donde presume de ello y donde, además, está intentando buscar el apoyo de todos sus fans. «¡Disponible ya la web! En la biografía puedes encontrarla. Próximamente nuevos artículos en @kantoraismine_oficial. Visita la página web», dice el músico en su última publicación.

Kiko Rivera
Redes sociales

Solo hace unas horas desde que la página está disponible, pero ya ha recibido miles de visitas. El hijo de la tonadillera está recibiendo muchísimos comentarios por parte de sus fans, quienes aplauden el paso que ha dado ahora con esta empresa. Los seguidores de Kiko Rivera tienen mucha curiosidad por conocer más sobre esta tienda online y él está dispuesto a despejar todas las dudas, pero ¿qué opinará Isabel Pantoja sobre la marca de su hijo con la que reaviva su guerra? Aunque ella permanece en silencio, lo cierto es la finca de la discordia ha sido el verdadero problema entre ellos. Kiko tiene intención de vender el enorme terreno que poseen en Medina-Sidonia, aunque de momento esta operación no se ha hecho efectiva.

Kiko Rivera
Gtres

En la web, de momento, aparecen 19 productos a la venta. Camisetas de manga corta o de manga larga, sudaderas, riñoneras o incluso mochilas son solo un ejemplo de lo que puedes encontrar en la nueva marca de Kiko Rivera. Todo apunta a que, de momento, esté testando cómo funciona y una vez vea las ventas, amplíe sus miras de negocio. Kiko Rivera está contando también con sus seres más queridos para que promocionen este proyecto. La primera que no ha dudado en hacerlo ha sido Irene Rosales, que ha posteado una imagen de la marca en sus stories ante sus seguidores con el fin de que muchos de ellos hagan click en la web. Si todo va bien y sale como él espera, esta puede convertirse en otra fuente de negocios para la pareja. Este giro empresarial se suma a otro de los cambios que ha experimentado últimamente el matrimonio y es que hace tan solo unas semanas se mudaron a una nueva casa situada en Castilleja de la Cuesta. En el municipio hispalense han encontrado una casa de 330 metros cuadrados, cuyo precio mensual les supone 1300 euros.