El DJ ha reconocido sus deslealtades del pasado: «Quizás haya sido de lo peor que haya existido en ese sentido».


«No soy quién para dar consejos a nadie», ha afirmado sincero Kiko Rivera sobre su hermano Cayetano. El hijo de Isabel Pantoja ha evitado así pronunciarse sobre unas sonadas informaciones que relacionan al diestro con Karelys Rodríguez. «Yo he cometido errores y los he cometido, casi siempre han sido bajo efectos de…», apuntaba.

Instagram

Reconocía que no estaba orgulloso de ello y que después de consumir ciertas sustancias se había «convertido en otra persona». «No es una excusa, pero es verdad. Quizás haya sido de lo peor que haya existido en ese sentido. No soy quién», zanjaba el DJ durante una breve intervención en directo en ‘Socialité’ con motivo de su último reto solidario: tiene previsto estar pichando 24 horas música. Cabe recordar que durante la anterior ocasión tuvo que dejarlo a las 16 horas por un contratiempo de salud, un fuerte dolor en su pie le impidió continuar.

Instagram

A principios del pasado mes de septiembre, Karelys Rodríguez, que colabora actualmente con el programa ‘Viva la vida’, se sentaba en un plató por primera vez para hablar de una relación que definió como «intermitente» y que duró alrededor de ocho años con el torero. «Hay ciertas cosas que tengo derecho a explicarme, tengo derecho a defenderme. Yo de terceras personas no voy a hablar, vengo a hablar de mi vida», decía entonces. «He estado enamorada si no no hubiera estado en algo que no me iba a aportar nada», añadía.

Al lado de su prima Anabel 

Kiko Rivera también ha querido tratar la adicción a los somníferos de su prima Anabel Pantoja, un tema que él conocía antes de que la colaboradora lo desvelara durante su última entrevista en ‘Sábado Deluxe’. «Lo sabía y le he dicho que no utilice este tipo de pastillas para dormir, eso no es natural, hay otros medios, igual no son tan factibles, pero digamos que no te enganchas».

Instagram

Anabel sabe que cuenta con el apoyo más incondicional de su primo quien le ayudará en todo lo posible: «Le doy mi apoyo, mi prima es una fenómena. Se puede salir igual que se sale de otro tipo de vicios». El hijo de la tonadillera ya confesó en el pasado que superó diversas adicciones gracias, en parte, a la colaboración que tuvo de su mujer, Irene Rosales. «Mi salvación, la mujer de mi vida», ha insistido. El matrimonio celebró hace tan solo unos días su cuarto aniversario de boda. Una fecha en la que se dedicaron tiernos mensajes repletos de amor. «Un buen matrimonio no significa no tener problemas nunca, sino saber superarlos juntos. Feliz aniversario mi vida. 4 años de casado», afirmaba la sevillana.