Durante los últimos días mucho se ha hablado de una supuesta infidelidad por parte de Kiko Rivera a Irene Rosales. Ahora, el DJ emite un comunicado


Durante los últimos días, mucho se ha hablado de un supuesto romance entre Kiko Rivera y una mujer rubia en la localidad de Padrón, A Coruña, después de que el DJ. ofreciera un espectáculo allí, según aseguró ‘El programa de AR’. Como es de imaginar, esta noticia ha supuesto un bombazo para la prensa del corazón después de que aseguraran que supuestamente Kiko le fuera infiel a Irene Rosales. 

Fue el 4 de enero cuando el hijo de Isabel Pantoja fue visto, según el citado programa, en compañía de esta joven, con la que supuestamente accedió a un hotel a altas horas de la madrugada. Ahora Kiko Rivera ya ha puesto el asunto en manos de su abogada Cinthya Ruiz para que tome las acciones legales pertinentes. Su bufete de abogados ha emitido un comunicado en nombre de su representante:

Lee el comunicado emitido por Kiko Rivera

«Siguiendo expresas instrucciones de mi mandante, DON FRANCISCO RIVERA PANTOJA, y en relación con las recientes manifestaciones que se vienen realizando sobre su persona, en los medios informativos, les requerimos por medio del presente escrito para que procedan al cese inmediato de las mismas, recordándoles que sus falsas manifestaciones constituyen un intolerable ataque a su honor, intimidad personal y familiar, desde luego no amparado por la libertad de expresión ni el derecho de información, en cuanto solo supone el inmiscuirse en vidas ajenas, escudriñando su vida privada y carentes por otra parte del más mínimo interés general, que no tiene ninguna obligación jurídica de soportar.

Como ustedes comprenderán este tipo de NOTICIAS FALSAS suponen un grave perjuicio tanto a la persona como a la familia de mí mandante, manifestándole que, en breve, emprenderemos las acciones legales oportunas contra todas aquellas personas y medios de comunicación que hayan difundido semejante información carente del más mínimo interés general y que afecta gravemente al honor e intimidad de mi mandante.»