El hijo de Isabel Pantoja se ha cansado de dar y no recibir nada a cambio de su apoyo a sus colegas de profesión.


Kiko Rivera se ha convertido en una de las grandes estrellas de Instagram durante el confinamiento gracias a sus divertidos directos en los que ha contado con la presencia de numerosos rostros populares. Además de eso, y en la medida de lo posible, no ha parado de compartir su música con todos sus seguidores. Sin embargo, hay algo que no le deja dormir al hijo de Isabel Pantoja. El DJ ha sido muy claro y ha tomado una determinante decisión.

Kiko Rivera siempre se ha mostrado muy implicado a la hora de colaborar con un sinfín de personas en su trabajo. Sin embargo, el DJ está harto de dar y no recibir nada a cambio. Y así lo ha manifestado en sus redes sociales. El marido de Irene Rosales está muy cansado de algunos gestos de sus compañeros de profesión y ha dejado claro que a partir de ahora dejará de apoyarlos. Aunque ha preferido no dar nombres, está claro que con sus tajantes palabras hay alguien que se ha dado por aludido.

«Dejaré de apoyar a todos los compañeros que solo hacen pedir pero no apoyar. Es lo que hay babys, sigo con lo mío y con los míos», ha escrito en sus stories de Instagram. «Empiezo a estar harto de ser siempre yo quien ayuda. Quien quiera saber más, que se compre un libro», aseveraba.   Asimismo, también quiso mandarle un mensaje de cariño a todos los que le siguen: «Os quiero con toda mi alma».

Le pone buena cara al confinamiento

El hijo de la tonadillera se encuentra confinado en su casa de Sevilla junto a la colaboradora de ‘Viva la vida’ y sus hijas, Ana Carlota. Durante estos meses de cierro en casa, el DJ se ha abierto en canal en sus redes sociales y ha confesado que no está pasando por un buen momento económico puesto que ha dejado de facturar debido a la situación derivada de la emergencia sanitaria. «Nosotros vivimos bien. Mi mujer sigue trabajando, pero lo que hemos perdido, como ha perdido mucha gente en esta situación es el grosor de mi trabajo, que son mis actuaciones. Esa tranquilidad económica que te da al ingresar unos 70 o 80 conciertos durante todo el año… pues eso ha desaparecido. Eso no quiere decir que esté en la ruina. Gracias a Dios no es así. Tenemos algo de dinero ahorrado, que es con lo que vamos tirando», explicaba.

Además, en estas semanas también ha mostrado su faceta más solidaria. El hermano de Chabelita se comprometió a realizar un maratón de 24 horas pinchando música a través de sus redes en beneficio de la causa #YoMeCorono, que busca encontrar una vacuna que ponga fin a la COVID-19. Sin embargo, no pudo cumplir con su objetivo debido a un inesperado contratiempo. Y es que el dolor en uno de sus pies le impidió seguir y tan solo cumplió con 16 horas.

El DJ mostraba su perfil más solidario para colaborar con una buena causa, además haciendo lo más le gusta que es pinchar la mejor música. «Estoy aportando mi granito de arena que en esta ocasión hace mucha falta», afirmaba. Una larga jornada en la que no solo entretuvo y animó a sus oyentes, también pudo poner la canción de su hermana, Isa Pantoja, con quien ahora tiene una excelente relación. «Estoy deseando que nos juntemos», aseguraba.

En la cuarentena, Kiko Rivera no ha perdido el tiempo y ha estado estudiando para ser representante de futbolistas. Además, está aprovechando las horas en su casa de Sevilla para leer y para sumergirse en nuevas redes sociales. Está muy preocupado por su futuro y por ello busca nuevas alternativas para no perder ni un segundo. «He visto series nuevas, series antiguas, me he abierto un canal de Youtube. Ya no sé qué hacer, me estoy volviendo loco. Como todos los compañeros de mi sector estoy bastante preocupado. Los artistas vamos los últimos con esa esa aglomeración de publico. Me he tenido que buscar otro modo de vida. El único ingreso de mi trabajo es ese», contaba en una de sus intervenciones en ‘Sálvame’.