«De vez en cuando tiene el detalle de llamar a mis hijas. Pero utiliza a terceras personas para hablar con ellas. Las llama a escondidas», cuenta el DJ.


Kiko Rivera ha vuelto a ‘Viernes deluxe’ para hablar abiertamente de los nuevos frentes que tiene abiertos a raíz de la guerra abierta con su madre, Isabel Pantoja. El DJ se ha sentado en el programa de Telecinco unos días después de ratificar la demanda con su tío, Agustín Pantoja, por estafa y apropiación indebida. El marido de Irene Rosales ha desvelado el acercamiento que ha intentado propiciar la cantante para calmar las aguas y, además, ha acusado a su progenitora de utilizar a terceras personas para poder hablar con sus hijas.

Gtres

Kiko Rivera está pasando por una mala época. El DJ ha asegurado que tiene un gran malestar, aunque reconoce que el cuerpo ya se ha acostumbrado a su distanciamiento con su madre. El hijo de Isabel Pantoja está dispuesto a ir a por todas para conseguir que se solucionen todos sus problemas para poder tener así una vida tranquila junto a los suyos.

En medio de sus confidencias con Jorge Javier Vázquez, Kiko Rivera ha reconocido que antes de que se ratificase su demanda contra su tío Agustín y con la aparición del cartel de «Se alquila» en Cantora, la tonadillera ha intentado un acercamiento con su hijo por medio de los abogados. «Lo único que le pedí es que me entregara los enseres de mi padre. No quiso. Al ver todo este problema mi madre ha visto que esto va en serio. Llevo esperándola siete meses, las cosas no son cuando ella quiere. Si quedo con ella me vengo abajo. La solución está en su mano, es quitarme a mí mi problema y entregarme las cosas que me pertenecen«, cuenta el DJ.

Ante esto, el presentador del espacio de Telecinco ha desvelado que, según se ha podido enterar, Isabel Pantoja no estaría pasando por su mejor momento y estaría muy afectada por todos los movimientos judiciales que está haciendo su pequeño del alma. Ante esto, el DJ ha hecho hincapié en que solo quiere recuperar los enseres de su padre e insiste en que cuando esto se produzca, habrá una conversación entre madre e hijo. «Ahora lo que quiere es chantaje emocional, ella conoce algunas partes de mí pero este Kiko no lo conoce. Le estoy pidiendo un gesto de cosas que tienen que estar allí (Cantora), si no me lo da, por algo será, no quiere arreglarlo», sentencia.

«Utiliza a terceras personas para hablar con mis hijas»

© Redes sociales.

En medio de su conversación, Kiko Rivera afirma que a pesar de estar pasando por un mal momento, está disfrutando de la vida junto a su mujer y sus hijas. Sobre la relación que tiene su madre con sus nietas, el DJ explica que están en contacto, aunque no tanto como a él le gustaría. «De vez en cuando tiene el detalle de llamar a mis hijas. Pero utiliza a terceras personas para hablar con ellas. Las llama a escondidas, cuando no hay nadie«, cuenta señalando una videollamada de Anabel Pantoja a Irene Rosales en donde apareció la tonadillera. «Irene no se mete, sabemos que mi madre es la abuela de mis hijos y no haré lo que ella hizo conmigo, me quitó el derecho de conocer a mi familia paterna», cuenta.

Kiko Rivera prefiere no pensar acerca de si volverá a ver a su madre, aunque reconoce que es muy complicado el hecho de no estar junto a ella. Solo quiere que acepte que se ha equivocado: «Que venga y me lo diga, es lo principal para que esto se arregle. No quiero verla ni en pintura, pero no he dejado de quererla».