Este fin de semana, conocimos la noticia de que Kiko Rivera e Irene Rosales estaban buscando un nuevo hogar y planteaban mudarse a corto plazo


Kiko Rivera e Irene Rosales están preparándose para una nueva etapa en su vida. El matrimonio junto a sus dos hijas, Ana y Carlota, están pensando en trasladarse de su casa de Castilleja de la Cuesta donde viven desde hace un tiempo a un nuevo hogar. A pesar de que la pareja no ha revelado los motivos que le han llevado a tomar esta decisión, hay que recordar que Kiko mostró por error su dirección y número de teléfono en un directo de ‘Twitch’. Esto hizo que se tuviera que cambiar rápidamente de teléfono móvil debido a la gran cantidad de llamadas y mensajes que recibió. Es el propio hijo de Isabel Pantoja quien confirma que están buscando nueva casa pero «poco a poco», dice.

Hemos podido hablar con Kiko Rivera a las puertas de su actual domicilio y hemos querido saber en qué punto está la búsqueda de su nuevo hogar, además de conocer si pasa miedo en su actual casa desde que se filtrara por error la dirección. No te pierdas las declaraciones de Kiko Rivera en el vídeo que os mostramos a continuación. No te lo pierdas y dale al play. 

Vídeo: Europa Press

«Ahí andamos, ahí andamos», responde Kiko cuando se le pregunta por su intención de marcharse de casa. Además, al preguntarle si se sienten inseguros viviendo en su actual domicilio ha comentado lo siguiente: «Bueno Hay momentos de la vida que uno tiene que cambiar Pero bueno, con tranquilidad ¿eh? Poco a poco, poco a poco». Hay que recordar que además de que publicara por error la dirección de su casa, en la que vive con sus hijas menores, Irene Rosales también reveló un terrorífico episodio que vivió al recibir cartas con amenazas en su domicilio.

Irene Rosales denunció recibir cartas amenazadoras en su casa

En marzo de este año, Irene Rosales denunció públicamente que recibía cartas con amenazas en su casa que asegura que se acerca ya al «acoso». Lo hacía a través de su perfil de Instagram: «Os dije que denunciarais una cuenta porque recibo insultos, de vez en cuando me nombran a mis padres y ahí es cuando no puedo más, pero lo que nunca os he contado es que recibo en casa cartas, como tres o cuatro cartas a la semana, de gente desconocida donde lo más bonito es que somos unas malas personas. Imaginaros todo lo demás», comenzó diciendo Irene Rosales visiblemente enfadada por la situación que tiene que estar viviendo en su propia casa.

Una situación insostenible porque «ya roza un poco el acoso«, contó. la colaboradora de ‘Viva la vida’. «Yo creo que esto ya no es nada normal», aseguró. «Muchos me estáis diciendo que denuncie, pero no puedo denunciarlo porque la mayoría de las veces viene sin nombre. Tan solo pone el nombre de mi marido o mi nombre y nuestra dirección y ya está«, confesó.