El hijo de Isabel Pantoja ha reconocido que su prima fue el otro día a su casa, pero él no se dignó a salir de la habitación y finalmente no se vieron.


Kiko Rivera y Anabel Pantoja llevan dos meses enemistados. Un distanciamiento que no tiene previsto resolverse a corto plazo a tenor de las últimas declaraciones que ha realizado el DJ. El marido de Irene Rosales ha confesado públicamente el último feo que le ha hecho a su prima. 

Kiko Rivera calle
© Gtres.

Durante su intervención en ‘Viva la vida’, el hijo de Isabel Pantoja ha contado que su prima fue el otro día a su hogar para ver a sus hijas. Sin embargo, él no se dignó a salir de la habitación y finalmente no se vieron. «Soy un cabezón porque vino y estaba en mi cuarto haciendo mis historias y, quizás por orgullo o porque no tenía ganas en ese momento, no salí», ha asegurado.

Él mismo ha subrayado que hubiese sido «fácil» un acercamiento porque la colaboradora se encontraba en el mismo salón de su hogar. Anabel se había desplazado hasta Sevilla con motivo del cumpleaños de su madre y aprovechando la cercanía, quiso ir hasta la localidad de Castilleja de la Cuesta para visitar a las hijas de su primo. Un paso importante con el que parecía querer resolver ciertos problemas. Cuál fue su sorpresa cuando vio que él prefirió que la relación siga como hasta ahora. Eso sí, finalmente Kiko ha confesado que se arrepiento de su actitud. «Le tenía que haber hecho caso a mi mujer que me dijo, muy sabiamente que saliese», ha señalado.

Anabel Pantoja
© Montaje SEMANA.

El enfado con Anabel Pantoja se inicia cuando murió doña Ana y la ‘influencer’ continuó con sus planes de boda con Omar Sánchez en la isla La Graciosa. Kiko no aceptó esta actitud y reprochó a su prima otras conductas como de oponerse en la reconciliación con su progenitora. 

Distanciado de Isabel Pantoja

El DJ no solo está distanciado de su prima también vuelve a estarlo de su progenitora. Madre e hijo, que se reconciliaron tras la muerte de doña Ana, nuevamente permanecen muy alejados. «Mi marido tenía ganas de que se produjera una conversación con su madre, pero sintió que ella en ese momento no quería. Kiko no ha querido insistir más», ha señalado Irene Rosales durante su regreso al programa en el que colaboraba, ‘Viva la vida’.

Kiko Rivera Isabel Pantoja
© Montaje realizado por SEMANA.

Por el momento, Kiko Rivera no ha vuelto a mantener una conversación con su madre. «Es respetable que ella no desee hablar ahora mismo. Él le dijo de hablar para solucionar los problemas económicos que tiene su madre. Hubo un no por respuesta y él lo tiene que entender. Nos han dicho que lo está pasando bastante mal y anímicamente no se siente fuerte para hablar con las niñas porque no está fuerte y se puede derrumbar», ha afirmado la sevillana.