«Voy a centrar mis fuerzas en la música y en recuperarme porque no estoy al 100% mentalmente hablando», ha afirmado.


Durante los últimos meses Kiko Rivera ha visto como su exposición mediática se ha acrecentado como consecuencia de la guerra que mantiene con Isabel Pantoja. El DJ volvía a sentarse en el ‘Deluxe’ para hablar, entre otros temas, de este enfrentamiento. También protagonizó un tenso reencuentro con su prima, Anabel Pantoja. Tras vivir una noche difícil, ha tomado una drástica decisión. 

Instagram

Ha optado por desaparecer de las redes sociales durante un tiempo y así se lo ha comunicado a sus seguidores. «Lo que viví ayer fue lamentable», ha explicado argumentando esta determinación. Los enfrentamientos familiares también han hecho mella en su estado, tal y como recalca nuevamente: «Voy a centrar mis fuerzas en la música y en recuperarme porque no estoy al 100% mentalmente hablando».

Telecinco

Asimismo ha señalado que durante su entrevista en ‘Viernes Deluxe’ se sintió «incómodo». «No sabía que iba a suceder nada de ello», añadía. Ha querido pedir disculpar si alguno de los suyos o alguien que le quiere se sintió mal por ello. «No me gustó las cosas que dije, pero así es la vida y no siempre es de color de rosa». Cierra las puertas de las redes sociales y lo hace de forma contundente, también estará alejado de ‘Twitch’ como detallaba él mismo. Concluye haciendo una promesa: «Algún día volveremos más fuertes y siendo yo».  

Su «peor» momento 

Durante su última entrevista, Kiko Rivera habló de Isabel Pantoja de quien dijo que había intentado un acercamiento para calmar las aguas, también aseguró que había utilizado a terceras personas para estar en contacto con sus nietos. Otro de los puntos fuertes de su intervención fue el enfrentamiento con Anabel Pantoja. Un duro cara a cara repleto de reproches: «Tú antes dabas la vida por mí y ahora no. No estás a la altura. Cuando me has necesitado, he dado la cara por ti, pero ahora tú no me apoyas».

Telecinco

El DJ le espetó que solo miraba por su bienestar, evitando posicionarse en el conflicto familiar. Además, le insistió en mostrarle pruebas de los hechos, a los que Anabel Pantoja se negó rotunda a ver los documentos. Continuaba su alegato señalando que no la había sentido a su lado en el que ha calificado como el «peor» momento de su vida. «Si por tus adentros lo ves y no pasa nada, es que no me quieres. Uno necesita el calor de los suyos y a mí me ha tocado vivir esto solo. No quieres verlo y te necesito mucho más de lo que piensas».

Desde un principio, Anabel Pantoja ha dejado clara su posición, ella está intentando mantenerse al margen de todo esto, sin entrar en conflictos y evitando posicionarse. «Yo no quiero ningún problema, desde hace ocho meses no quiero ningún problema».