El colaborador ha destapado las causas por las que su vida íntima empezó a hacer aguas… y qué le llevó a sentir «rechazo» hacia su ex.


Cada semana lo vemos en ‘Sálvame’ contando infinidad de detalles sobre su vida personal, familiar, amorosa (con su novia, Marta López) o su pasado sentimental junto a Makoke. Sin embargo, hasta ahora nunca se había pronunciado sobre un tema tan íntimo como sus relaciones sexuales con la que fue su pareja durante dos décadas. Este miércoles, Kiko Matamoros ha hablado por primera vez de detalles de alcoba con su ex. Y lo que ha revelado ha dejado a sus compañeros con la boca abierta.

El colaborador ha recordado cómo su relación con la malagueña empezó a hacer aguas. Y por qué empezó a sentir deseo hacia ella. En el pasado, la pareja frecuentaba locales de moda y discotecas. Su vida social siempre ha sido ajetreada: fiestas, quedadas con amigos y fiestas hasta altas horas de la madrugada. En aquellas noches de juerga, según el madrileño, ambos cometían algunos excesos que, al llegar a casa, pasaban factura. Y ver a su mujer alterada tras una larga noche de fiesta le provocaba «rechazo» y no le hacía arder en deseos hacia ella… Por eso dejó de tener ganas de hacer el amor con Makoke.

© Telecinco

Jorge Javier Vázquez, atónito ante el relato, le preguntaba: «¿Ella llegaba cantando ‘el vino que tiene Asunción’?». Matamoros especificaba «que estaba físicamente rara, que no la veía». El de Badalona le planteaba: «¿Y no tenías discusiones sobre este asunto. ¿Que ya no ‘tal’…?». Su compañero le contestaba que prefería no abordar conversaciones sobre ese asunto: «Eso no porque me parece muy feo decírselo. Ahora ya no me parece feo decírselo».

Matamoros recuerda el día de su boda con Makoke: «No estuve prácticamente con ella»

María Patiño estallaba en ira al escuchar el testimonio de su colega. «Dices: ‘Es que llegaba a casa… ¿Y tú cómo estabas? Durante 10 años has dicho lo que te ha dado la gana en tu vida. ¡Claro que superaste una deslealtad! Tenías en la discoteca a todas las demás». Matamoros aclaraba que «abracé esa forma de vida porque me interesaba… En un momento empecé a sentirme incómodo». Y le recordaba a la gallega las fuertes discusiones que, en los últimos años de su matrimonio, vivió con Makoke: «¿Sabes las veces que me he ido de esa casa y la de veces que he dormido en un hotel?».

Otro de los episodios que ha repasado Matamoros ha sido el día de su boda con Makoke, el 16 de septiembre de 2016. Un enlace que se producía después de 16 años de relación. «Me perdí a las mellis, a DJ Nano… Subimos champán y unas cosas para hacer la fiesta aparte… No me da la memoria para mucho por el estado en el que estaba. Sí recuerdo que no estuve con ella en la boda prácticamente nada».

También ha rememorado algunas de sus infidelidades más sonadas. Como la vez que Makoke lo «pilló en París una llamada». O la vez que le montó una bronca al llegar a casa por la mañana: «Con otra me pilló también… Llegas a las 8 de la mañana que no sabes dónde estás… Me lió la del pulpo». En sus últimos diez años de relación con Makoke le fue infiel con varias mujeres: «En los bolos ligaba como un fenómeno». Durante esa época no todo fueron ligues: llegó a enamorarse. «Sí tuve una relación que me pude enamorar de alguna manera. Sí sentía cariño», subrayaba.

«Makoke fue la mujer de mi vida»

A María Patiño le costaba entender cómo pudo ser desleal a su mujer durante tanto tiempo sin que nadie comentara nada: «Makoke y tú, que os movéis más o menos en el mismo ambiente nocturno… Había gente con las que has tenido mucha suerte o mucha lealtad por parte de la gente de tu círculo». Y apuntaba que la andaluza le parece una mujer «sibilina» que, a día de hoy, «me sigue sin gustar». Matamoros aclaraba que nunca nadie reveló sus andanzas porque «más o menos medía con quién estaba».

«Lo de Makoke lo quiero aclarar. Fue la mujer de mi vida. Con ella fui 9 años muy feliz. Luego fui tremendamente desgraciado. El día que me separé me liberé. Sentí una liberación enorme y empecé a ser feliz otra vez«, añadía. «A día de hoy he encontrado a la mujer de mi vida, porque ya no doy para mucho más».