Kiko Hernández debía incorporarse a Sálvame el día 1 de septiembre, sin embargo, no ha sido así. El colaborador está muy molesto con el espacio vespertino tras la emisión de unas fotografías en las que aparece él junto a un amigo y sus hijas durante sus vacaciones. Tal ha sido su cabreo que se ha negado a volver e incluso ha advertido con dejar su puesto de trabajo para siempre. La tensión se masca en el ambiente, prueba de ello, que Kiko haya lanzado una firme petición a la esfera de Telecinco. No dará un paso al frente si no borran las imágenes de la web de Telecinco, una solicitud que ha sido aceptada y es que ya no hay ni rastro de este vídeo. Tan solo un corte cuando se emitieron las fotografías, lo que demuestra que el pulso lo está ganando Kiko Hernández.

Kiko Hernández
Gtres

En Mitele Plus ya no están disponibles, han sido retiradas y a partir del minuto 30.22 del programa del día 18 de agosto hay un llamativo corte sobre el que no se ha dado ninguna explicación. «Kiko Hernández entra en tal brote con la dirección de Sálvame, y le ha echado un pulso tan fuerte que él ya tenía que haber acudido a su puesto de trabajo y todavía no ha ido», ha dicho Diego Arrabal. El paparazzi ha dado todo tipo de detalles de cómo Kiko Hernández ha intentado que se tomara una decisión respecto a la emisión de imágenes, algo que no logró en un principio al ponerse en contacto con sus jefes directos. Cansado y desesperado porque no se le hiciera caso, el comunicador fue más allá: «Como sus directores y los productores no le han hecho caso, él ha llamado a la planta noble de Telecinco para que le quiten esas imágenes de la web y corten el vídeo».

Aunque el reportaje se emitió hace unos días, Kiko Hernández no ha querido pasar por el aro y ha revelado el mayúsculo enfado que siente al emitirse las fotografías. Cabe recordar que fue Carlos Lozano el que avanzó unas instantáneas que sabía perfectamente que crisparían al colaborador: «Lo que es cierto es que Kiko Hernández no está protegido por el programa porque, si así fuera, no enseñaría las fotos que tengo aquí. A la vuelta lo enseñamos todo». Nada de esto ha caído en saco roto y Kiko no ha vuelto a pisar ‘Sálvame’ desde el pasado 4 de agosto, lo cual es cuánto menos sorprendente.

Kiko Hernández
Gtres

Pero, ¿de dónde viene el enfado de Kiko Hernández con sus jefes? Él ha aclarado que solo se debe a que se haya nombrado a sus hijas, quien aparecerían junto a él en la polémica imagen. Por ello, ha compartido un comunicado junto a sus abogados en el que se deja claro cuál es, ha sido y será su intención en lo que respecta a su vida familiar: «Las dos hijas, menores de edad, tienen el mismo grado de protección que cualquier otro menor, independientemente que su padre sea una persona conocida en los medios por su trayectoria profesional. No va a permitir ningún seguimiento ni acoso, ni persecución de reporteros o fotógrafos cuando esté acompañado de sus hijas». Unas palabras a las que ha añadido: «Solo era eso. El resto me la bufa».

Aunque se recupera del injerto de pelo que se hizo, Kiko ha seguido con su vida con total normalidad, de hecho, hace tan solo unos días compartió una comida en casa de María Teresa Campos, día en el que coincidió con Alejandra Rubio. Si bien parecía que iba a ser un verano tranquilo, nada más lejos de la realidad. Los enfados, los tiras y aflojas y la tensión vuelve a reinar en este programa que tantos titulares suele copar.