El colaborador de televisión ha dedicado unas duras palabras a Terelu Campos, a la que se encontró en el último adiós de su amiga Begoña Sierra.


La vuelta de Kiko Hernández al plató de ‘Sálvame’ ha dado para mucho. El colaborador de televisión ha vivido unos días complicados tras la muerte de su amiga, Begoña Sierra, con la que tenía una estrecha relación. Esto le llevaba a tomarse unos días de relax, pero este pasado martes regresaba al plató de su programa. Y lo hacía mostrando su lado más combativo. De hecho, se mostró de lo más duro con Terelu Campos, a la que lanzó una pullita que no pasó desapercibida.

Kiko Hernández ha querido hablar de cómo vivió el duro momento de la despedida de su amiga, donde también estaban Terelu Campos y Bigote Arrocet. A pesar de que Kiko estaba mal en el momento del entierro de su amiga, hubo algo que hizo que se enfadara. Y es que el hecho de ver allí a la hija de María Teresa Campos no lo entendió, ya que según él, ella no tenía ninguna relación con Begoña.

Esto lo ha querido expresar en su programa y compartirlo así con sus compañeros de plató. «Y ahora te vas al funeral… ¡Anda ya!», empezaba diciendo Kiko Hernández sobre la presencia de Terelu Campos en el último adiós a Begoña Sierra. El colaborador ha dejado claro que no entiende por qué estaba allí, que su amiga no se llevaba bien con Terelu por algunos feos que le había hecho.

No dudaba en lanzar todo un ataque a la colaboradora de ‘Viva la vida’, tachándola de falsa: «Qué falsedad y qué horror. Si vierais el mal cuerpo que se me quedó a mí… Yo estaba en la primera fila con la familia, ella estaría en el fondo porque como le gusta mucho salir a la playa…», explica sobre el supuesto ansia de Terelu de salir a fumar.

Kiko Hernández ha vuelto a ‘Sálvame’ lanzando varios ataques

Kiko Hernández plató
© Telecinco.

En este momento saca también a Bigote Arrocet: «¿Y el otro, el piticlín? Poca vergüenza. Begoña tenía relación con su mujer Sofía y estaba con ella cuando él se iba con sus amantes. Las maletas de casa de María Teresa Campos las tienen en el bingo. Daba asco verte, que se te caía la baba durmiendo», desvelaba Kiko sobre el momento tan incómodo de ver en el funeral a Bigote Arrocet.

Sus palabras estaban tan cargadas de dureza que sus compañeros no daban crédito a lo que estaban escuchando. Sin embargo, Kiko era consciente de lo que estaba diciendo, porque la relación con Begoña era muy estrecha y no ha podido dejar pasar ciertos detalles que vio durante la celebración del funeral de la que consideraba como una segunda madre. De hecho, ha terminado diciendo una frase de lo más contundente, demostrando el tipo de relación que tenían: «Mis hijas eran como sus nietas. Ya está superado el duelo y bien».

Unos días de desconexión muy necesarios

Tras más de tres semanas desaparecido, Kiko Hernández ha vuelto al trabajo. Ha regresado a su puesto de colaborador de televisión en ‘Sálvame’ y con toda la naturalidad del mundo ha explicado que está mucho mejor. Una desconexión en la que apagó el teléfono móvil, se centró solo en su familia y donde incluso «no habló con nadie» por decisión propia.

A principios del mes de octubre Kiko Hernández se confesó como jamás lo había hecho en televisión. Empezó a quitarse capas y explicó que desde hacía tiempo quería desaparecer de televisión: «Por mi salud mental necesito parar. No puede ser. Ayer tuve ideas raras en mi cabeza y necesito para». Sus palabras fueron tan claras que solo unos minutos después de pronunciarlas abandonó el plató y es que llevaba unos meses en los que ni siquiera había tenido tiempo de llorar a sus amigas, Begoña y Mila Ximénez.