Toque de queda en la ‘cárcel de papel’ de las hijas de Julio Iglesias tras la sentencia de Javier Sánchez Santos

Las hijas de Julio Iglesias están encerradas en Cuatro Lunas, su finca de Marbella. La decisión judicial de adjudicarles un hermanos les aísla del mundo por orden de su padre, que no quiere que las jóvenes sean preguntadas sobre este asunto por los periodistas que esperan en su casa

Toque de queda en Cuatro Lunas. La sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 13 de Valencia, en la que se reconoce que Javier Sánchez Santos es hijo del cantante Julio Iglesias, ha frustrado las vacaciones de verano de la familia Iglesias en la Costa del Sol. Y si no que se lo pregunten a Victoria y Cristina Iglesias, las mellizas del artista, que tras cumplir su mayoría de edad el pasado mes de mayo, se prometían un verano en Marbella con todo tipo de dispendios.

EXCLUSIVA: Javier Sánchez hará abuelo a Julio Iglesias por quinta vez

13Las hijas de Julio Iglesias, encerradas

Pues bien, «la fatídica providencia», ha frustrado todas las expectativas de las gemelas de Julio Iglesias y Miranda Rijnsburger. Según ha sabido SEMANA de fuentes cercanas a la familia: “Hay orden absoluta de que nadie se mueva en estos días para evitar el contacto con la prensa y no se produzcan situaciones incómodas, tras la sentencia de la presunta paternidad de Julio Iglesias”.

Julio Iglesias no quiere más hijos: su estrategia para proteger su patrimonio

12Las niñas se quedan sin su ansiado festival

Tanto es así, que el primer toque de queda se produjo el mismo día que salió publicada la providencia en la que Javier Sánchez ganó el juicio y se erigía como hermano de todos los hijos de Julio Iglesias. Ese día Victoria y Cristina Iglesias tenían entradas de palco en el Festival de música Starlite, para disfrutar de la música de Nicky Jam, el exponente máximo de reggaetón mundial, que a ellas les encanta. Pues bien, el palco fue ocupado esa noche por “las bailarinas del espectáculo de Julio Iglesias”, a las que las niñas regalaron las entradas, debido a la prohibición de la familia para asistir al espectáculo del festival boutique.

Julio Iglesias se instala en España para afrontar el juicio por paternidad

11En busca de las declaraciones de Julio Iglesias

En la puerta de Cuatro Lunas, la espectacular finca de los Iglesias, hay apostados en todo momento periodistas esperando las codiciadas primeras declaraciones sobre el bombazo del fallo del juzgado sobre «un hermano más en la familia». Es por eso que se les ha cortado las alas en sus vacaciones a propios y extraños.

La herencia menguante de Julio Iglesias, ¿qué ganaría Javier Sánchez?

10Miranda, también afectada por el toque de queda

Otra de las afectadas es la mismísima Miranda, que hace unos días se la veía en una peluquería de barrio en Elviria, donde apenas es conocida y evitaba así a la prensa.

9Miranda se confiesa en la peluquería

En la finca familiar que poseen entre Marbella y Ojén están los cinco hijos de Miranda y Julio: Miguel, de 21 años. Rodrigo, de 20, las gemelas Victoria y Cristina. de 19, y Guillermo, de 12. Y como Miranda decía en la peluquería: “Estamos muy felices de estar aquí. A los niños les encanta venir”.

8La única escapatoria de sus hijas: las redes

A las jóvenes parece que les está salvando este verano sus redes sociales. Allí muestran una y otra vez escenas de la finca con los animales, la hípica y sus tardes de relax bajo el sol o disfrutando de un relajante baño en la piscina. En sus redes sociales lo comparten casi todo.

7Adiós a sus tradicionales planes en Marbella

Antes, la familia asistía a un conocido picadero marbellí a la entrada de Marbella, pero este año no han aparecido por el momento. Los planes de la familia Iglesias se han visto trastocados con la decisión judicial y con la noticia exclusiva de SEMANA de que en breve serán uno más, dado que Javier Sánchez Santos espera su primer hijo.

6El plan B de la familia Iglesias

Las niñas han mostrado en sus redes a sus propios caballos dentro de la finca. La pasión por la hípica no es lo único que han heredado de Miranda. También muestran instantáneas de su pasión por la moda, por lo que ahora dedican sus días en la Costa del Sol sacándose fotos para llenar sus perfiles en las redes sociales.

5Cristina y Victoria quieren ser modelos

Ya lo dice Julio Iglesias: «Quieren ser modelos, como su madre. Yo lo que quiero es que sean fuertes, porque la vida les ha regalado mucho«. Cristina y Victoria debutaron como modelos el pasado año rindiendo homenaje al diseñador Óscar de la Renta, y en la actualidad marcan tendencia entre los 100.000 seguidores que posee cada una.

4Sus primeros pasos en el star system

Recién cumplida la mayoría edad el pasado mes de mayo, dieron sus primeros pasos en la famosa gala del MET de Nueva York, donde se codearon con los mejores diseñadores y modelos del mundo.

3La finca, a la espera de un nuevo dueño

Aunque la finca se puso a la venta, el alto precio que marcaron los dueños no ha permitido aún que nadie la compre. La finca fue adquirida hace varios años por una sociedad de Miranda Rijnsburger, pertenecía por aquel entonces a un jeque libanés que se la vendió con muebles incluidos. La parte de Marbella era propiedad de Curro Romero, que la compró cuando estaba casado con Concha Márquez Piquer. Hace nueve años, se decidió adoptar un acuerdo salomónico en Urbanismo, partiendo por la mitad los dos terrenos. Ahora la casa pertenece a Ojén y la parte de la piscina en la que las gemelas aparecen siempre posando en sus redes sociales, está situada en el municipio de Marbella.

2Los encantos de su cárcel de papel

En Cuatro Lunas, lugar de recreo del cantante aloja una bodega con 2.000 botellas de capacidad para el capricho de su Vega Sicilia, el vino con el que siempre le gusta obsequiarnos a los periodistas cuando hemos visitado su casa con motivo de la presentación de alguno de sus discos. Sus más de 450 hectáreas dan para mucho. La bodega se encuentra en medio de su particular bosque animado, un inmenso alcornocal de árboles centenarios, donde el propio artista había mandado construir un par de huertos ecológicos y donde planta sus propias frutas y verduras bordeando toda la finca. En la casa principal, donde Curro Romero dio algún que otro capotazo, encontramos la joya de la corona: una suite de 400 metros cuadrados que fue el recinto nupcial donde Julio Iglesias celebró, un 24 de agosto, su noche de boda con Miranda. La terraza, con vistas al mar y la montaña, permite deleitarse con el paisaje. Lo que realmente llama la atención son los ocho cuartos de baños, cinco para el servicio, y tres para la familia.

1Las visitas más vips llegan a la finca

Como todos los veranos, la familia Iglesias espera este año amigos en su mansión. Celebrities de todas las nacionalidades se han dado cita en la casa de Julio Iglesias, en ese paraíso que él mismo ha definido como “el lugar ideal para mi retiro”. Para llegar hasta aquí, sus invitados de postín llegan desde el aeropuerto privado de Málaga hasta los dos helipuertos que tiene dentro de la finca. En el complejo de las tres piscinas, sus hijos han celebrado más de un cumpleaños en numerosas ocasiones. En realidad, Cuatro Lunas es muy parecido, en su interior, a un cortijo andaluz; una auténtica aldea de lujo a la que no le falta detalle. Además de la casa principal hay varias casas más: la del Lago, con cómodas terrazas para sentarse y comer; la de la Huerta, diseñada para invitados y que integra una espectacular suite principal, cinco habitaciones, una bodega con comedor contiguo y una piscina cuyas aguas se entremezclan con la vista del mar. También existe una cuarta casa de invitados, que cuenta con su propio baño, su propia cocina, su lavandería y su bodega.