La faceta personal de José Tomás siempre ha tenido un halo de misterio, aunque no por ello ha despertado poco interés entre su legión de fans dentro y fuera de España. El de Galapagar, leyenda viva del toreo, lleva una vida discreta y desde sus inicios profesionales mantiene un perfil bajo. En septiembre de 2020 se supo que se separaba de su mujer, Isabel Montes, después de 20 años juntos y un hijo en común, que ahora tiene 13 años. Ahora, al parecer, la pareja se ha dado una segunda oportunidad. 

El torero Jose Tomás y su mujer Isabel durante la inauguración de una glorieta con su nombre en Estepona. 12/10/2018
GTRES

Y es que, según adelanta ‘Informalia’, José Tomás y la madre de su hijo fueron vistos en Marbella, en el festival Starlite, que cada verano congrega a las principales figuras de la música para deleite de VIPS y de personas anónimas, fans de este ciclo de recitales de máximo nivel. El maestro y su ex mujer disfrutaron del concierto de Leiva en compañía de su hijo, que se llama como su padre. El hecho de que estuvieran acaramelados y en evidente buena sintonía hizo pensar a los testigos que han retomado la relación que terminaron hace dos años.

La última aparición de José Tomás y su mujer en un acto público fue en 2018

José Tomás e Isabel siempre se decantaron por llevar una vida discreta, alejada de los medios de comunicación. La última vez que se les vio juntos en un acto público fue en octubre de 2018, cuando acudieron juntos a la inauguración de una glorieta con el nombre el torero en Estepona.

U194735
GTRES

La pareja dejó su idilio y decidió hacer vidas separadas hace dos años. Las señales de alarma saltaron cuando al torero se le empezó a ver haciendo gestiones o yendo a su cafetería favorita en solitario. Los vecinos de Estepona, donde tenía fijada su residencia, no tardaron en percatarse de que llevaba tiempo sin ir con su pareja a ninguna parte. Poco después se supo que él estaba viviendo en la Hacienda Beach, mientras que Isabel permanecía en en Estepona junto a su hijo, que entonces tenía 11 años.

La historia de amor del torero con su mujer surgió a raíz de un flechazo. El madrileño entró en una tienda a revelar un carrete de fotos, y en ese local se encontró a Isabel detrás del mostrador, ya que trabajaba en el negocio. Él quedó prendado de la joven, que estaba casada en ese momento, y no paró de insistir hasta lograr una cita. Ella dejó al que fuera su marido para empezar una discretísima relación con José Tomás.

U194787
GTRES

La carrera de José Tomás comenzó en México en 1995. Se marchó a América a empezar como novillero ante la escasez de oportunidades que tenía en España. Tomó la alternativa en 1995 y, ya como matador de toros, triunfó en la mayoría de las plazas más importantes de España, sobre todo en Las Ventas de Madrid, donde ha salido en siete ocasiones por la Puerta Grande.

En 2002 anunció que se retiraba de los ruedos, pero regresó a los cosos cuatro años y nueve meses después. Durante todo ese tiempo se mantuvo fiel a su hermetismo y apenas se dejó ver en actos públicos. Tras numerosas peticiones de regreso de sus incondicionales seguidores, el 1 de marzo de 2007 anunció su reaparición en la Plaza de toros Monumental de Barcelona.

 

¿Cómo fueron los inicios de José Tomás en el toreo?

Comenzó a torear muy joven: mató su primera becerra a los 11 años. Su primera actuación en público se produjo el 25 de julio de 1989 en Colmenarejo. Se vistió de luces por primera vez en una novillada en Valdemorillo en 1991. Su afición por la tauromaquia se la inculcó su abuelo. Celestino Román. Es sobrino-nieto del ganadero Victorino Martín, y fue el hijo de este quien presentó a la familia a Antonio Corbacho, ex novillero y banderillero, que fue el encargado de guiarlo en sus primeros años, formándole en lo taurino y en el terreno físico.