Jesús Calleja ha concedido una entrevista hablando sobre su vida, sus orígenes y su familia, algo que no está acostumbrado a hacer.


Jesús Calleja se ha sentado para entrevistar a centenares de famosos, no obstante, muy pocas veces ha hablado sobre su vida. Celoso de su vida privada, el presentador de televisión ha roto su silencio para retrotraerse en el tiempo y mostrar a sus seguidores cuál es su filosofía de vida. Con 56 años ha logrado tener su momento soñado, vive exactamente cómo quiere y lo hace con la libertad que siempre anheló. «Uno tiene la capacidad de decidir cómo quiere vivir. No vengo de una familia rica, no tengo una carrera… Pero, con buenas decisiones y sin temor a los cambios, he sabido vivir como he querido«, dice el montañista. De este modo, hace un guiño a su libro ‘Si no te gusta tu vida, cámbiala’ y es que él cuando no ha estado feliz con su ritmo o su profesión, ha dado un giro e 180 grados a su día a día.

Jesús Calleja
Telecinco

Así lo demuestra que, aunque era un peluquero de éxito y ganaba bastante dinero por ello, se replanteara sus prioridades y dejara su trabajó atrás. «Ganábamos bastante dinero y estábamos cómodos, pero no era feliz, quería ver mundo. Las vacaciones son como un préstamo que nos hacen para dedicarnos a lo que nos gusta y no quería disfrutar solo un mes al año (…) He cambiado de trabajo cada cinco años en función de mis objetivos. Me meto en casa, apago el móvil, hago una lista de pros y contras y no salgo hasta que no doy con la clave. Lo llamo ‘los encierros«, dice Calleja a ‘Vanity Fair’. De este modo, cada lustro da un giro de timón, pero ¿cómo fue la infancia de este comunicador que ha cautivado a tantos espectadores con su naturalidad?

Su carácter aventurero es heredado, prueba de ello, los viajes que hacía junto a su familia cuando tan solo era un niño. «Mi familia era humilde. Tenían una peluquería de señoras que daba para lo justo. De pequeños, mis padres nos montaban en un Simca 1200 con una baca donde llevábamos una tienda de campaña y, sin saber otro idioma, recorríamos toda Europa. Siempre cargados de queso, jamón y latas de fabada porque no teníamos para ir a restaurantes», ha explicado. Deseando poder ir al monte de nuevo en cuanto finalice la crisis sanitaria, Calleja ha explicado que durante su infancia esta afición le llevó incluso a ir al psicólogo. “La aventura siempre ha estado en mi cabeza porque siempre he tenido la inquietud de saber qué había más allá. Cuando era pequeño, venía del colegio haciendo ruiditos y actuando como si estuviera en el espacio”. Su imaginación era imparable, no obstante, su familia llegó a pensar que «tenía un problema», por lo que le llevaron a un profesional para que lo valorara.

Cuatro

Ahora triunfa gracias a su profesión, talento y simpatía, una fórmula que también le ha servido para granjear amistad con famosos. Entre ellos con el actor Chris Hemsworth, marido de Elsa Pataky o con Cayetano Rivera, con el que ha construido una relación muy bonita de grandes amigos. «Con la naturalidad con la que lo hacemos tú y yo ahora. Al final todos somos personas. Muchos pensarán que debería odiarlo por no estar de acuerdo con su profesión. A pesar de eso, hemos construido una amistad», ha comentado en la citada publicación. Al igual que con Chris, con el que de manera habitual habla por Whatsapp.