Con motivo del lanzamiento de su nuevo libro, «Efecto Mariposa», SEMANA ha hablado con Jedet, para conocer la parte más desconocida de la actriz del momento.


En estos momentos de inquietud e incertidumbre, existe una persona que te hace seguir creyendo que los sueños se pueden cumplir. Hablamos de Jedet, una mujer hecha a sí misma, que no lo ha tenido nada fácil para llegar a donde a llegado. Con 28 años recién cumplidos, esta gironesa acaba de publicar su segundo libro, “Efecto Mariposa”, un diario personal que nos quiere presentar en SEMANA. “Mi diario antes lo escribía en papel y ahora lo escribo en notas de audio”, nos explica la artista. “Este libro es la recopilación de las notas de mi iphone, desde el 2017 hasta el 2020. Nunca se escribió con una pretensión de ser publicado, ni de que fuera un libro. Es como si le robaras el diario a alguien y te pusieras a leerlo”.

Cantante, DJ, influencer, actriz, activista LGBTIQ+… Nada se le ha resistido a esta joven, que desde bien pequeña ha luchado a contracorriente para conseguir sus sueños. “No he nacido en un cuerpo equivocado, he nacido en el cuerpo de una mujer trans”, ha explicado en varias ocasiones esta mujer que ha conseguido que “ Los Javis” se fijen en ella para protagonizar la afamada serie de Atresmedia, La Veneno. SEMANA ha hablado con Jedet para conocer un poco más a este fenómeno que convierte en oro todo lo que toca, aunque después de estar con ella estamos seguro que lo que le gustaría en realidad sería convertirlo en patatas fritas.

En primer lugar felicidades por tu labor este año de pregonera del Orgullo 2019
¡Ay muchas gracias! Era mi segundo pregón, pero este me hizo más ilusión que el primero, porque ahora me siento más yo. Lo he hecho con mis compañeras de `Veneno´, que nos llevamos muy bien y ha sido muy especial. Estoy muy contenta.

¿Cómo has pasado estos meses de confinamiento?
Lo resumiría como que espero que nos portemos bien y nunca más haya otro confinamiento. Si vuelven a confinarme seguramente acabe tirándome desde el balcón. Pero si te soy sincera, al final se me ha hecho hasta corta, pero no volvería a pasarlo.

Estrenas nuevo libro “Efecto Mariposa” y vemos que la portada es del mismo fotógrafo que Rosalía ¿Ya habías trabajado antes con él o era vuestra primera experiencia?
Filip, es muy buen amigo mío y siempre he admirado su obra artística y llevábamos mucho tiempo queriendo trabajar juntos. Incluso en una ocasión hablamos para que me hiciera la portada de uno de mis singles. Pero al final un single es más efímero y queríamos trabajar en algo que tuviera más peso y cuando llegó la oportunidad de escribir un nuevo libro, hablé con él y dijo que sí y nos pusimos manos a la obra.

En tu intro explicas que esto es una confesión entre el lector y tú, y que por respeto cuando te vean pides que no se hablen de los temas que tocas en él.
Me he abierto demasiado. A veces lo pienso. Ahora como me están etiquetando en fragmentos del libro pienso “oh, que barbaridad. Como he publicado yo esto”. Pero menos mal que puse las instrucciones de uso al principio, para acogerme a ellas en caso de que me venga algún cotilla y decirle “no,no,no, no te puedo contestar”.

¿Es una manera de protegerte?
Siento que a veces, cuando compartes algo, la gente te coge el dedo y el brazo y no saben los límites, y a veces los pierden porque pierden la educación y les puede el morbo. Como ya llevo cuatro años en esta industria y me he visto en algunas situaciones comprometidas, he preferido curarme en salud.

Lo mismo ha ocurrido en tus redes sociales. Has pasado de contar tu día a día a ser más prudente con tus contenidos.
Creo que también tiene ver con mi edad, ahora voy a cumplir 28 años y empecé con 24, y en la época de mi vida que me encontraba, que estaba como una “cabra loca”, no era consciente de la repercusión que podría tener compartir ciertas cosas y a medida que he ido creciendo mental y públicamente me he dado cuenta de que hay batallas que es mejor no lucharlas o “fregados” en los que es mejor no meterse, y ahora prefiero usar mi voz para causas en las que creo que realmente puedo aportar algo y no para crear polémica, sino para ayudar si puedo.

Hablas de figuras de hombres importantes que han marcado tu vida, como tu tío Juan, una persona que en su corta vida supo quererte y amarte tal cual eras ¿Has pretendido darle un pequeño homenaje rescatando su figura en este libro?
No, porque el fue muy importante para mí, pero si eso se considerase un homenaje hacía él, sería un homenaje muy pobre. Para mí es mi ángel de la guarda.

¿Tu relación con tu padre te ha afectado a la hora de relacionarte con los hombres?
Creo que cuando creces pensando en que eso es un hombre y ves como te trata, al final puedes pensar que eso es así y que es lo que te mereces… Y quizás eso influya a que luego tu elijas mal cuando creces.

¿Puede servir este libro de autoayuda?
Este libro no lo he hecho con la pretensión de ayudar a nadie, porque verdaderamente es un diario. Y tú, un diario lo escribes para tí misma, no piensas en publicarlo. Creo que este libro lo que tiene es que hablo muy claro de mis sentimientos, tanto de los malos como los buenos. Porque parece que está mal sufrir, que te sientas mal o que tengas un mal día. Vivimos en una sociedad en la que se nos exige estar felices las 24 horas, que seamos más productivos, perfectos, que nuestra sonrisa sea más blanca… Y de repente escribes “esto es lo que he sentido y estas son mis experiencias y no es oro todo lo que brilla”.

La serie «Veneno» es la revelación de la temporada. El último capítulo emitido fue muy doloroso
A veces ver el dolor te hace plantear si tus conductas son buenas o no. A lo mejor tu eres homófobo y ves cómo le dan una paliza a un chico, y eso te hace pensar “hostia”, no es justo. El arte te puede ayudar a ser mejor persona. Si esta serie permite plantear un debate para que la gente sean mejores personas, valdrá la pena.

Parece ser que las Campos van a tener bastante presencia en la serie
¡Es una maravilla! Yo tuve el placer de trabajar con su hermana Terelu Campos en `Paquita Salas´ y tiene un talento enorme. Parecía imposible pensar que esa era su primera incursión en el mundo de la interpretación. Estaba preparadísima, tenía mucha frescura y lo hacía muy bien. Entonces creo que de tal palo, tal astilla y lo harán increíble.

¿Con qué tres palabras definirías tu estado actual?
Pues estoy tranquila, serena y feliz. Estoy muy enfocada en las cosas que me hacen bien y construir un futuro para mí que sea muy sano y que esté alejado de lo que cuento en el libro.

En tu libro haces bastante hincapié sobre tus defectos ¿Podrías decirnos cuál es tu mayor virtud?
Ay no lo sé… Creo que soy generosa, buena persona y leal…

Un poco más sobre Jedet

Vamos a montarnos en una máquina del tiempo ¿ A qué lugar y época te gustaría viajar?
Me gustaría conocer a Marilyn Monroe. Siempre le he rezado porque pienso que es una santa.
¿Con qué nombre falso te registrarías en un hotel? Hamburguesa sin gluten.
¿Con quién te gustaría trabajar?
Si te lo digo no se cumple
¿Cómo titularías tu biografía?
Pobrecita, lo hizo lo mejor que pudo
¿Un miedo irracional?
Tengo desde niña el miedo irracional a que me abandonen
¿Un famoso que te haya dejado sin palabras?
Pocos me han dejado sin palabras. Recuerdo ver a Alejandro Sanz y dedicarle corazones con la mano.
¿Qué no veríamos nunca en tu bolso?
Un ticket de C&A
¿Qué no prestarías nunca?
Yo lo presto todo. Me da igual lo material
Nadie se imagina que tu eres muy buena haciendo…
Las cejas. Es un placer
¿Un momento de querer desaparecer?
Una vez tuve que entregar un premio Cosmopolitan y era una cena y gala a la vez, y me pasé un poco con el vino e hice un poco el ridículo…
¿Qué es lo mejor de ser Jedet?
Pues tener a las amigas, madre y yaya que tengo.
¿Qué podrías comer a cualquier hora y cualquier día? Patatas. Soy adicta. Me he llegado a pelear porque me han quitado patatas del plato.
¿Cuál es tu canción favorita de karaoke?
Odio el karaoke.
¿Qué pierdes con más frecuencia?
La paciencia.
¿Qué esperas del futuro?
Quiero tener mi propia casa, mi negocio, mi marido y un papel increíble en una película.