Después de anunciar el bombazo de la relación entre Georgina Rodríguez y Javi, de La isla de las tentaciones’, hablamos con él


«Mi método para triunfar es seguir a mi corazón allá donde vaya”. Así se presentaba Javier como soltero de la tercera edición de ‘La isla de las tentaciones’. Su espíritu aventurero y su larga melena caracterizaban al joven que iba a ser uno de los favoritos de Lara, la novia de Hugo, pero más allá de ese carácter intrépido poco se sabía de él. Hasta que SEMANA dio la noticia: Javi y Georgina Rodríguez, pareja de Cristiano Ronaldo, habían sido amigos íntimos durante su etapa adolescente.

Compañeros de instituto en Jaca (Huesca), los dos jóvenes se hicieron muy amigos y conservaron esa amistad hasta que ambos dejaron Jaca para desarrollarse profesionalmente. “Luego perdimos el contacto y no la he vuelto a ver”, nos cuenta él en exclusiva mientras asimila que actualmente es tan popular por su paso por el programa de Telecinco como por su relación con Georgina Rodríguez.

Javi tiene muy buenos recuerdos con Georgina Rodríguez

Tal y como recuerda Javi, fotógrafo de profesión, ambos se conocieron en la urbanización de él porque la actual novia de Cristiano era la mejor amiga de su vecina, quien, como Georgina, acudía a clases de ballet. Posteriormente, además, coincidieron en el instituto Domingo Miral de Jaca y allí entablaron una bonita amistad de la que quedan fotos, como las que publica SEMANA en exclusiva, pero sobre todo muchos recuerdos. “Pasamos mucho tiempo juntos entre los 13 y los 18 años. Un curso sí coincidimos en clase y el resto, aunque estábamos en aulas distintos, seguimos manteniendo la amistad. Compartíamos el mismo grupo de amigos y la verdad es que solo tengo buenas palabras para ella”, recuerda Javi.

Georgina Rodríguez Javi
Portada revista SEMANA

Sin duda, es la primera vez que el joven oscense tiene que hacer un repaso de todo lo vivido con Georgina. Durante la conversación hay silencios fruto de su esfuerzo por recordar. En uno de ellos, el joven interviene muy entusiasmado: “Cuando salíamos de clase, ella y yo íbamos a un parque que estaba al lado y recuerdo que los dos soñábamos despiertos hablando de viajar, de recorrer el mundo… Los dos teníamos muy claro que nos íbamos a comer el mundo. Y ahora que han pasado los años y veo que se ha convertido en una mujer con una familia increíble que ha cumplido lo que se ha propuesto y yo, que no me puedo quejar porque he cumplido muchos sueños, me hace gracia recordar lo que hablábamos. Quién nos lo iba a decir cuando estábamos en ese parque de Jaca…”

Asegura que la pareja de Cristiano Ronaldo era la más guapa del insti

Como cualquier adolescente, Javi confiesa que en aquella época él tuvo alguna novieta y Georgina algún noviete. “Pero era muy selectiva”, aclara. Por entonces, la joven levantaba pasiones entre sus compañeros de instituto y Javi no era una excepción. “Sí, tenía éxito. Para mí siempre fue una de las chicas más guapas del instituto”, explica. Tristemente, su historia se acabó cuando ella dejó Jaca para probar suerte en Madrid como bailarina profesional. En Huesca dejó su entorno, su círculo de amistades y, a día de hoy, Javi y ella apenas han intercambiado algunos mensajes, “Mantengo más contacto con su hermana Ivana y, de hecho, estos días nos hemos escrito para comentar lo ocurrido”.

“¿Y con Georgina? ¿Has comentado algo?”, quiere saber este medio. “No, no hemos hablado”, responde Javi. Cuando ella se marchó a Madrid ella rompió relaciones con su pandilla y, por su parte, Javi inició una nueva vida primero en Zaragoza y después en varias partes del mundo que le mantuvo ajeno a su pasado en Jaca. Hasta que salió la bomba: Georgina salía con Cristiano Ronaldo. “Fue muy fuerte, claro. Estaba con el jugador más famoso del mundo y en Jaca no se hablaba de otra cosa. Yo ya no vivía allí, pero sé que fue muy fuerte”, recuerda Javi.

Alrededor del mundo

Pero, ¿y dónde le pilló a Javi la noticia entonces? Cuando cumplió los 18, Javi se marchó a Zaragoza a estudiar Veterinaria (sí, veterinaria). Sin embargo, en el último curso comenzó a sentirse atraído por el mundo de la fotografía y gracias a una beca que le dio la universidad viajó a Argentina, donde no solo completó sus estudios, sino que encontró su verdadera vocación: la fotografía. “Me recorrí toda Sudamérica haciendo fotos y ya supe que eso era lo que quería hacer. Solo tenía 21 años, pero desde entonces me gano la vida haciendo fotos y viajando por todo el mundo”, explica. Sobre cómo podía costearse esos viajes siendo tan joven, él lo aclara: “Era muy buen estudiante y recibí muchas becas. Ahorré ese dinero y lo invertí en viajar”.

Georgina Rodríguez Javi
© Redes sociales.

Y así ha vivido los últimos cinco años -para disgusto de sus padres, según reconoce- hasta que la pandemia le hizo parar y recibió la llamada de teléfono que iba a cambiarle la vida: la de La isla de las tentaciones. “Vieron mi perfil de Instagram y les gustó porque era justo lo que estaban buscando. Yo me lancé porque soy de tirarme al vacío siempre y la verdad es que no sabía dónde me metía porque, si te soy sincero, no había visto nunca el programa. Solo me dijeron que me iba de viaje con cinco chicas muy guapas a tratar de conquistar a una de ellas y me pareció una idea increíble. Y la verdad es que ha sido toda una experiencia y no me arrepiento. Me ha favorecido mucho profesionalmente y he conocido a personas que nunca hubiese conocido o al menos, no habría sido tan fácil en mi profesión. No paro de trabajar”, comenta con ilusión.