Este miércoles por la tarde ha tenido lugar el último adiós a Raffaella Carrá, quien ha muerto a los 78 años tras una larga enfermedad.


Raffaella Carrá ha muerto a los 78 años tras una larga enfermedad que ha llevado en la más estricta intimidad. La diva ha dejado desolada tanto a su familia como a sus seguidores, pues era tremendamente querida dentro y fuera de los medios de comunicación. Por ello, su despedida ha sido multitudinaria, en especial, en Italia, país natal de la grandísima artista. Sobre las 4 de la tarde sus restos han partido en un coche fúnebre en el que había una corona de flores amarillas, las cuales eran sus favoritas. Desde allí, se han desplazado hasta el Ayuntamiento romano, donde se ha instalado la capilla ardiente y donde se ha escuchado un aplauso ensordecedor que ha resonado en Italia durante este día.

En el coche fúnebre viajaba Sergio Japino, alguien muy importante en la vida de Raffaella hasta tal punto que él fue quien comunicó la muerte de Raffaella. «Ella era la mujer de la sonrisa. Era un personaje completo. Estoy seguro de que ahora Raffaella nos está mirando y sonriendo«, ha dicho. Un último adiós en el que se han cumplido los deseos de Carrá: un ataúd de madera sencillo y que la incineraran próximamente. Mientras la capilla estará abierta hasta el jueves, será el viernes cuando se oficie su funeral en la Basílica de Santa María en Ara Coeli en Roma.

«Tenía una fuerza imparable, que la llevó a la cumbre del star system mundial, una voluntad férrea que no la abandonó hasta el último minuto, haciendo que no se filtrase nada de su sufrimiento. Es el enésimo gesto de amor hacia su público y hacia los que han compartido el afecto, para que su calvario personal no turbase su recuerdo luminoso», se ha dicho sobre ella.

Raffaella Carrá
Gtres

La artista polifacética, que ha sido la banda sonora de varias generaciones, y una leyenda televisiva se ha marchado dejando aquí una enorme huella en cuanto a cultura popular. Cantante, compositora, bailarina, presentadora de televisión y actriz italiana tuvo un gran éxito sobre todo en España, Italia y los Estados Unidos, ya que trabajó incluso en Hollywood en la década de 1960, pero retomó pronto su carrera en Europa, tanto en cine como en televisión.