La cantante vuelve a seguir en Instagram a su hijo. ¿Un paso adelante para lograr un acercamiento con él?


Hace meses que estalló la guerra entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera. Una brecha que se abrió el 17 de octubre de 2020, cuando el DJ se sentó en el ‘Deluxe’ para confesar que no estaba atravesando una depresión. La llamada de su madre, lejos de tranquilizarlo, provocó el enfado del sevillano. «Necesito abrazos y besos y que no me digan que no tengo derecho de estar así«, decía, al escuchar a la artista restando importancia a su estado anímico. Sus diferencias desataron las diferencias entre ellos. El enfrentamiento ha ido cobrando cada vez mayor fuerza, más aún a raíz de los duros comentarios de Kiko, que ha calificado a su progenitora con calificativos como «ruin» y mentirosa».

Según Kiko Hernández, madre e hijo «han hecho las paces»

Ahora podría ser que las aguas lleguen a su cauce. Según ha revelado Kiko Hernández en ‘Sálvame’, la tonadillera ha vuelto a seguir a su hijo y a su nuera en redes sociales. Una señal que podría ser interpretada como un intento de acercamiento entre ellos. «Se dejaron de seguir y esta mañana ha tenido lugar el milagrohan hecho las paces, por lo menos en redes sociales«, ha asegurado el colaborador. «Yo no sabía que le había bloqueado y no sabía esto tampoco», respondía Anabel Pantoja al escuchar sus afirmaciones. «Ella no lleva nada de eso, lo lleva otra persona», explicaba la andaluza. «Sí, pero sabrá lo que hace, algo tan importante como seguir a su hijo…», apuntaba el colaborador.

Telecinco

Este pequeño gran paso que ha tomado la intérprete de ‘Marinero de luces’ podría ser el principio del fin en la contienda dentro de la familia Pantoja. Una disputa que ha salpicado a otros miembros de la familia, ya que Chabelita también se ha distanciado de su madre y se ha posicionado al lado de su hermano. Otra de las grandes damnificadas en el conflicto es Anabel Pantoja, a quien sus primos han dejado de hablarle y que, a día de hoy, mantiene una escasa relación con su tía.

Un paso decisivo que podría acercarlos a la reconciliación

Incluso Irene Rosales, mujer de Kiko Rivera, se ha visto perjudicada por la guerra en el clan. Hace apenas unos días anunciaba en ‘Viva la vida’ su decisión de renunciar a su puesto de colaboradora en el programa de Emma García. «No estoy bien», confesaba entre lágrimas. «Me ha venido el bajón ahora. He estado prácticamente un año en hospitales con mis padres con un resultado horrible, pero es que seguidamente ha pasado todo el conflicto familiar de Kiko». Ahora, contra todo pronóstico, la reconciliación entre Isabel Pantoja y su hijo parece estar más cerca.