Tras el segundo requirimiento notarial depositado por el abogado de los hermanos Rivera, Isabel Pantoja vuelve a responder con una negativa


Este jueves volvía a cumplirse el plazo establecido para que Isabel Pantoja diese respuesta al nuevo requirimiento notarial presentado por el abogado Joaquín Moeckel en nombre de sus representados, Francisco y Cayetano Rivera. ¿El objetivo? Recuperar los enseres personales que Paquirri dejó a sus dos hijos mayores. Pues bien, a este segundo requerimiento la tonadillera ha respondido dentro del plazo y nuevamente su respuesta ha estado basada, según el letrado, “en evasivas”.

Puestos en contacto con Moeckel, este utiliza un término taurino para describir la contestación de Pantoja. “Ha respondido al requerimiento notarial con excusas de larga cambiada”, dice el abogado. “Ha contestado dando excusas peregrinas porque textualmente dice que la fotocopia tiene escasa calidad”, nos cuenta.

Isabel Pantoja responde con «excusas peregrinas»

Moeckel se refiere al documento que el 24 de septiembre de 1987 todos los herederos de Paquirri (representantes legales de los menores incluidos) firmaron para repartir los bienes del torero y que esta revista publicó en exclusiva hace unas semanas. Habían sido tres años de crudas desavenencias que ese día, el 24 de septiembre de 1984, parecían zanjarse con dicho reparto. En el documento particional quedaba claramente establecido qué enseres personales le correspondía a cada heredero, pero lo cierto es que los hijos mayores del diestro nunca recibieron esas pertenencias y ahora, 33 años después, tratan de conseguirlas.

De momento, no está siendo fácil y para el abogado de los Rivera parece claro que “hay una diferencia abismal entre la contundencia de los requerimientos” que él ha presentado y “las respuestas evasivas de Isabel Pantoja”. Eso sí, tiene claro que sus respuestas llevan implícitas unas cuestiones que les favorecen: Isabel no niega que tenga los bienes solicitados, no afirma que los haya extraviado, no afirma que esos bienes sean suyos y tampoco que los haya entregado.

© Gtres.

Los hermanos Rivera, dispuestos a todo

Además advierte: “En ese documento en el que Isabel Pantoja aparece como firmante ella firmaba, literalmente, que en caso de divergencia este escrito primará sobre la escritura del cuaderno particional. Es una contradicción”. Preguntado por sus próximos movimientos legales, Moeckel, que cree que Isabel solo quiere “ganar tiempo”, asegura a Semana: “de momento vamos a esperar a que el espíritu de la Navidad ablande los corazones y por fin se ponga fin a este sainete”.

Y es que el abogado aún confía en que este asunto pueda resolverse por las buenas y, de momento, no moverá nueva ficha hasta el mes de enero. “Ya he dicho hasta la saciedad que estaría dispuesto a firmar incluso un documento de transacción donde todas las partes queden dignamente”, nos apunta. “Pero si ella se niega, ¿van a seguir adelante, verdad?”, le preguntamos. “Sí, los señores Rivera no van a quedarse aquí. Si es necesario, iniciarán las acciones precisas en el ejercicio de su legítimo derecho para recuperar los bienes que les corresponden”, zanja Moeckel.