«A mí personalmente, como Isabel Pantoja Martín que me llamo, me has transmitido paz. Además porque la necesito», ha señalado en ‘Top Star’.


Estos últimos meses han sido especialmente difíciles para Isabel Pantoja. La tonadillera ha roto los lazos que le unían a su hijo, Kiko Rivera, con quien mantiene una sonada guerra mediática. La tonadillera ha dado algunas pinceladas de cómo se encuentra durante la última emisión de ‘Top Star’. El ‘talent’ en el que ejerce de jurado donde ha confesado que necesita paz. 

Telecinco

La artista, al valorar la actuación de una de las participantes -Carmen Montoya- ha tenido que contener las lágrimas. Eso sí, se ha mostrado muy emocionada. «Lo que tú transmites es algo tan impresionante que te sale de dentro. Es un amor, una paz. A mí personalmente, como Isabel Pantoja Martín que me llamo, me la has transmitido. Además porque la necesito», ha reconocido.

No solo se refería a su voz, también explicaba que la joven había conseguido hacerla sentir algo que ella llevaba dentro y que no podía explicar con palabras. «Me ha transmitido paz, serenidad. Me ha llegado a mi alma, me ha llegado a mi corazón. Te juro, de corazón, que ya me da igual que te vayas con Risto o con Danna. Ya pasado este momento, soy feliz».

Telecinco

La cantante ha realizado esta confesión cuando atraviesa un complicado momento familiar. Una etapa muy dura también para Kiko Rivera. Hace tan solo una semana protagonizó un tenso reencuentro televisivo con Anabel Pantoja en el ‘Deluxe’ tras el cual tomó una drástica decisión. Optó por cerrar temporalmente todas sus cuentas en redes sociales.

«Lo que viví ayer fue lamentable. Voy a centrar mis fuerzas en la música y en recuperarme porque no estoy al 100% mentalmente hablando. Ayer me sentí incómodo. No sabía que iba a suceder nada de eso. Si los míos, los que me quieren en algún momento se sintieron mal les pido disculpas». Añadía que su único objetivo era regresar «más fuerte y siendo yo».

La guerra familiar

A finales del año pasado, Kiko Rivera fue demoledor con su progenitora en el programa ‘Cantora, la herencia envenenada’ donde realizó muchas revelaciones. Entre ellas que había descubierto los trajes que pertenecieron a su difunto padre, Francisco Rivera ‘Paquirri’, en la finca de la discordia. Esto supuso el detonante que rompió la relación entre madre e hijo. Desde entonces no han mantenido contacto alguno, tan solo a través de sus abogados para resolver temas legales aún pendientes como la venta de Cantora.

© Montaje SEMANA.

Hace tan solo unos días que Irene Rosales ha celebrado su 30 cumpleaños. Una fecha en la que la tonadillera no ha felicitado a su nuera. La colaboradora ha reconocido a la prensa que no había contado con una llamada de su suegra. «No, pero yo tampoco tengo la necesidad de recibir muchas felicitaciones». Quitaba hierro al asunto, señalando que celebraría la fecha en familia: «Yo con estar con mis hijas y demás, para mí es todo maravilloso».