El guardameta le ha lanzado una irresistible propuesta al actor malagueño para cuando acabe el confinamiento.


A pesar de los difíciles momentos que se están viviendo a raíz de la crisis sanitaria a la que está haciendo frente el mundo, Iker Casillas se muestra esperanzador y espera con ansias a que llegue la «nueva normalidad». El guardameta está haciendo uso de sus redes sociales para mostrar su lado más optimista y ha tirado de bonitos recuerdos para amenizar el confinamiento de sus seguidores.

Encerrado en su casa de Oporto junto a su mujer, Sara Carbonero, y sus hijos, Martín y Lucas, el de Móstoles compartió hace unos días una imagen de la preciosa plaza situada en la Ribeira completamente vacía. «Ya queda menos para ver esta calle llena de gente. Fuerza! ? #buenasnochesporto#buenasnochesmundo», escribía melancólico junto a la instantánea. Unos días después, numerosas personas se lanzaron a comentar la publicación. Entre ellos, Antonio Banderas, quien no dudaba en lanzarle un optimista mensaje de «fuerza» a partir de un emoticono.

Ante esto, el que fuera jugador del Real Madrid no quiso perder la oportunidad de lanzarle una irresistible propuesta: «¡Tienes que venir un fin de semana!«. Estamos seguros de que el actor aceptará la invitación y ambos disfrutarán de divertidos momentos juntos. Eso sí, una vez que la situación lo permita.

Lo cierto es que el protagonista de ‘Dolor y Gloria’ y el guardameta mantienen una relación muy estrecha y son constantes los mensajes que se intercambian a través de sus redes sociales. Con motivo del cumpleaños del que fuera jugador del Oporto, el de Málaga no dudó en escribirle unas bonitas palabras: «Querido amigo, que tengas un muy feliz cumpleaños, campeón. Disfruta del día. Abrazos y besos para toda la familia».

Asimismo, el que diera vida a ‘El zorro’ no dudó en mandarle un cariñoso mensaje horas después de conocer que Casillas había sufrido un infarto agudo de miocardio. «Querido Iker, mucha fuerza y mucho ánimo en estos difíciles momento. Ya verás como todo saldrá bien. Te deseo una pronta recuperación. Un fuerte abrazo a toda la familia. ¡Fuerza campeón!», decía.

Iker Casillas y Sara Carbonero, unos anfitriones de excepción

Sin lugar a dudas, Iker Casillas y Sara Carbonero se han convertido en unos guías excepcionales cada vez que sus amigos van a visitarles a la bella ciudad portuguesa. Hace unos meses, el matrimonio sorprendía a sus seguidores después de publicar varias instantáneas en las que aparecían junto a Paula Echevarría y su chico, Miguel Torres. Los cuatros disfrutaron de un divertido fin de semana cargado de risas y buenos momentos.

Las dos parejas disfrutaron de un bonito paseo en barco por el río Duero en donde pudieron apreciar la belleza y los encantos de la pequeña ciudad portuguesa. Asimismo, la actriz y el exfutbolista pudieron pasear su amor por las calles de la ciudad.

Iker Casillas, dispuesto a disfrutar de la vida

A pesar de la situación por la que estamos pasando, Iker Casillas vive uno de los momentos más felices de su vida después de que hace justamente un año sufriera un infarto de miocardio. Un pequeño susto que ha hecho que el jugador de fútbol vea el mundo con otros ojos. El marido de Sara Carbonero no olvida el momento en el que su vida cambió de forma radical y ha asegurado que está dispuesto a comerse el mundo. «Me siento contento por haber superado un gran obstáculo en mi vida. Ha sido, sinceramente, emocionante. Ha tenido terror, drama y ciertas dosis de ciencia ficción. Y por supuesto, humor! Soy de los que ven la botella medio llena», reflexionaba.

El de Móstoles está dispuesto a vivir nuevas aventuras y su regreso a España está cada vez más cerca, si la crisis sanitaria lo permite. Antes de que se decretase el Estado de Alarma, el propio Iker Casillas confirmaba que se había presentado su candidatura a la presidencia de la Real Federación de Fútbol Española. «Juntos vamos a poner nuestra Federación a la altura del mejor fútbol del mundo: el de España», aclaraba.

Iker Casillas hace balance un año después del infarto que sufrió

Así está pasando Antonio Banderas el confinamiento

Antonio Banderas está pasando solo la cuarentena en su casa de Málaga. Su chica, Nicole Kimpel, se quedó atrapada en Ginebra debido al cierre de fronteras. El actor confesó durante una intervención en ‘El hormiguero’ que en su encierro se está dedicando a «las cosas del hogar». «Me estoy convirtiendo en una especie de Robinson Crusoe«, decía entre bromas y aseguraba que también está pasando mucho tiempo en la cocina.

Asimismo, también ha mostrado su preocupación por todas las personas que trabajaban en su compañía ‘A Chorus Line’ y en su bar de Málaga: «No quiero protestar demasiado porque hay personas que están en situación peores que la mía. Esto lo va a sufrir mucha gente».