«Señorita ocúpese primero de sus problemas y solucione lo que debe, entre otros, a la kioskera», ha manifestado el DJ en sus redes.


La guerra entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja no cesa. Los últimos meses han sido muy difíciles para madre e hijo desde que comenzara la contienda mediática que continúa dando mucho que hablar. Ante las últimas informaciones que han salido a la luz, entre ellas, que la artista podría estar pensando en desheredar a su hijo, el DJ ha respondido de forma muy dura. Lo hacía a través de su perfil de Instagram donde indicaba lo siguiente: «Qué pena de familia tengo y qué avergonzado me siento de pertenecer a ella». 

Instagram

Ha aprovechado para dirigirse a su progenitora: «Señorita, ocúpese primero de sus problemas y solucione lo que debe, entre otros, a la kioskera. Lo suyo, si es que le sobra algo, se lo puede meter a su hermano por donde le quepa. Fin de la cuestión». Acompaña este mensaje de estos incendiarios hashtag: «Paga a la kioskera», «paga lo que debes». El DJ ha vuelto a desahogarse en las redes cuando hace tan solo una semana aseguró que iba a cerrar sus cuentas durante un tiempo porque lo necesitaba a nivel psicológico. «Voy a centrar mis fuerzas en la música y en recuperarme porque no estoy al 100% mentalmente hablando».

Irene Rosales, cansada de la situación

Este mensaje de Kiko Rivera lo ha publicado mientras su mujer, Irene Rosales, se encontraba en el plató de ‘Viva la vida’. La colaboradora, quien siempre asegura intentar frenarle en sus impulsos, nuevamente ha reconocido que le había escrito para decir que no comentase nada más al respecto. Sin embargo, este acostumbra a desahogarse de forma pública: «Esta es su guerra. Y él está en todo su derecho», confesaba. Añadía que no «está bien. A él todo esto le ha venido grande y le ha venido de nuevo», ha explicado.

Instagram

Tal y como ha confesado la sevillana, el hijo de Isabel Pantoja no atraviesa un buen momento personal y su entorno está pendiente de esta circunstancia: «Él está recibiendo charlas, pero sí que es cierto que es muy complicado. Tiene muchos procesos. Aquí sabéis el 30% de lo que hay detrás y luego él se entera de más cosas». Todo como consecuencia de la guerra que se inició hace ocho meses a raíz de las revelaciones que realizó en el programa ‘Cantora, la herencia envenenada’.

Durante la última entrevista en televisión de Kiko, que tuvo lugar hace tan solo unos días en ‘Viernes Deluxe’, explicó que atravesaba el «peor» momento de su vida. Su mujer le ha aconsejado en más de una ocasión que se aleje por completo de los medios porque sabe que no le sienta bien la sobreexposición. También ha manifestado estar cansada de escuchar ciertas acusaciones hacia su persona: «Si la gente piensa que yo muevo a Kiko, la gente se equivoca».