Ana Obregón ha utilizado sus redes sociales para enviar dos mensajes muy claros a través de sus redes sociales tras homenajear a su hijo, Álex Lequio.


Ana Obregón poco a poco va retomando la normalidad. La actriz cuatro meses después del fallecimiento de Álex Lequio trata de adaptarse a su nueva vida sin él y, de hecho, este lunes fue vista acudiendo al Club de Golf de La Moraleja, donde buscó desconectar, lo que reflejó que, a pesar de la tristeza que le invade, intenta recuperarse. Es consciente de que ya nada volverá a ser como antes tras su ausencia, sin embargo, no ha querido dejar pasar la oportunidad de hacer balance de su verano junto cuando este ha terminado. El mismo día en el que damos la bienvenida al otoño, la intérprete ha compartido su álbum más privado junto a su hijo con unas emotivas palabras que reflejan cómo se siente. «Así despedíamos uno de los 27 veranos que me regalaste y que fueron los más felices de mi vida. Gracias mi Aless por tanto amor», dice Ana Obregón en esta publicación que ha compartido en su Instagram este martes.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Así despedíamos uno de los 27 veranos que me regalaste y que fueron los más felices de mi vida. Gracias mi Áless por tanto amor. Me toca decir adiós al primer verano sin ti, el más triste de mi vida y aprender a respirar de nuevo , aprender a vivir con este dolor sabiendo que” las huellas de las almas que caminaron juntas jamás se borraran”. También me toca dar la bienvenida y desearos un otoño lleno de salud y responsabilidad para acabar con esta pandemia, sin olvidarme jamás de mandar toda mi fuerza y la de Aless desde el cielo a todos los que estáis luchando contra el maldito cáncer. Si cierro los ojos escucho su voz diciendo : “animo luchadores” #alessforever 💔 I

Una publicación compartida de Ana_Obregon Oficial (@ana_obregon_oficial) el

Fue en el mes de mayo cuando Álex Lequio falleció a los 27 años tras una infatigable lucha contra el cáncer y, desde ese instante, sus seres queridos no han dejado de hacerle guiños en sus redes sociales. Los homenajes se han sucedido, gestos que evidenciaban que el joven empresario consiguió dejar huella allá donde estuviera. «Me toca decir adiós al primer verano sin ti, el más triste de mi vida y aprender a respirar de nuevo, aprender a vivir con este dolor sabiendo que ‘las huellas de las almas que caminaron juntas jamás se borrarán’ «, continúa Ana Obregón. Instantes después, la también directora ha querido enviar dos mensajes cargados de significado.

Uno de ellos relacionado con la actual crisis sanitaria que azota el país y el otro a quien actualmente batalla con la misma enfermedad que se llevó a su hijo. «También me toca dar la bienvenida y desearos un otoño lleno de salud y responsabilidad para acabar con esta pandemia, sin olvidarme jamás de mandar toda mi fuerza y la de Aless desde el cielo a todos los que estáis luchando contra el maldito cáncer. Si cierro los ojos escucho su voz diciendo : ‘ánimo luchadores’ «, ha escrito Ana junto a un corazón. Y es que Álex siempre desde que le diagnosticaran el cáncer, dos años antes de su partida, siempre intentó contagiar a sus seguidores de la positividad, actitud que le acompañó a él durante todos los días de su vida.

De hecho, este fue uno de los aspectos que más personas señalaron antes y después de que Álex falleciera. Entre ellos, Dani Rovira, quien desveló los mensajes de esperanza y el interés que había mostrado por él Álex Lequio después de que desvelara que se enfrentaba a la misma enfermedad que él. «No conocía de nada a Alex Lequio, aún así, me mandó un par de mensajes privados por Instagram, llenos de cariño y buena energía. Dándome ánimos. Hoy leo que nos ha dejado. Y siento una extraña y enorme pena. Todo mi cariño a su familia y amigos. Tuviste que ser un gran tipo…», escribió después de que se hiciera público su fallecimiento. Menos de tres meses después comunicó la mejor de las noticias: Dani Rovira se había curado.

Lo cierto es que desde que Ana Obregón perdiera a su hijo, tan solo le ha dedicado imágenes y textos a él y en todos ellos se refleja lo difícil que está siendo para ella intentar superar su ausencia. No obstante, trata de apoyarse en su familia, en especial en sus hermanas, quienes no la han dejado sola ni un momento desde que Álex falleciera el pasado 13 de mayo.