Los muros de Ambiciones vuelven a tener vida. Tras muchos años siendo los protagonistas de las historias más excéntricas del papel couché en España, este año la familia de Jesulín y María Jose Campanario se ha propuesto dar un giro a su historia personal. Por primera vez en mucho tiempo, han pasado un día de Navidad todos juntos. Sí, han leído bien, todos juntos. Una insólita reunión familiar que marca un punto de inflexión en el curriculum de su estirpe. ¿Estamos ante el regreso de la familia Janeiro a primera línea de actualidad?

Cabe recordar que a principios de este mes, el cuarto cumpleaños del hijo de Víctor Janeiro y Beatriz Trapote era motivo de disputa y separación familiar. Una celebración con ausencias tan notables como la de Jesulín y María José Campanario y la de Humberto que evidenciaba una separación familiar.

Durante los últimos años, todos sus miembros se han decantado por permanecer en un discreto segundo plano, sin embargo, su apellido ha continuado siendo reclamo de la prensa del corazón. De hecho, durante el último año, casi todos sus miembros se han asomado -sin pasar- a las revistas de corazón culminando con el asombroso reportaje fotográfico de Jesulín de Ubrique y María José Campanario en la revista Hola. ¿Se trata de un plan orquestado por la familia? ¿Quieren volver al bullicio mediático?

En silencio. Así han estado durante muchísimo tiempo. El matrimonio no concedía entrevistas, no daba declaraciones, casi ni salía de casa. Un perfil bajo que correspondía a una estrategia impuesta por su abogado debió al litigio judicial que María José Campanario mantenía con Mediaset. Ahora, una vez ganada esa batalla, vuelve a florecer el espíritu Janeiro.

Su año decisivo

Temas no les faltan. El primero, la vuelta a los ruedos de Jesulín de Ubrique. En febrero de este año lo hacía público compartiendo plaza con Enrique Ponce y Cayetano.

Pero no solo eso, durante este 2019 se ha conocido al nuevo miembro que forma parte de la familia: se trata de Luis Masaveu Herrero. En su curriculum se puede que leer que es miembro de una de las familias más ricas de España y ahora también novio formal de Carmen Janeiro. Poco se conoce del galán que ha conquistado a la hija de Carmen Bazán a quien vimos el rostro por primera vez en una exclusiva de la Revista Semana.

Los ingresos hospitalarios también han jalonado el calendario de la familia. En marzo de este año, Beatriz Trapote tuvo que permanecer una semana ingresada en el centro San Juan Grande de Jerez de la Frontera debido a un virus que le afectó a la vesícula y al hígado.

Por su parte, en julio de este mismo año, María José Campanario volvía a ser ingresada debido a una crisis de fibromalgia. Una enfermedad que en los últimos años se ha convertido en una auténtica tortura para la odontóloga. Su última recaída fue el pasado noviembre.