La hija de Rocío Carrasco y Antonio David Flores acaba de compartir una instantánea que ha llamado la atención porque es más que evidente el cambio físico que ha sufrido en los últimos años.


 

El físico de Rocío Flores dio hace meses un cambio radical. Desde su participación en ‘Supervivientes’, la joven ha querido mantenerse y lo ha conseguido. De hecho, hay una clara diferencia en su cuerpo desde que la vimos por primera vez en un plató de televisión cuando se convirtió en defensora de su padre, Antonio David Flores, en ‘Gran Hermano VIP’.

En los últimos años ha experimentado un cambio increíble, que empezó, como hemos dicho, desde su participación en el ‘reality’ de Telecinco. Ahora es más evidente el cambio y ella misma lo ha demostrado con una publicación en sus redes sociales. La vemos posar frente al espejo de su cuarto con unas mallas negras y una camiseta del mismo color. Se puede apreciar lo delgada que está.

Su alimentación está siendo clave para mantener la figura que lució a su vuelta a España desde Honduras. Pero también le ayuda otros trucos que está utilizando, entre los que están el deporte. Sin embargo, su cambio físico es más evidente gracias a algunos retoques estéticos que ha decidido hacerse para mantenerse en forma.

Rocío Flores muestra un más que notable cambio físico

Rocío Flores espejo
© Redes sociales.

Pero hay algo que está haciendo que luzca aún más delgada. Y es que las preocupaciones que tiene desde hace un año hace que haya perdido un poco más de peso. Rocío Flores se ha visto envuelta en diferentes procesos judiciales contra su madre, Rocío Carrasco. Además, estar en el ojo del huracán y estar trabajando en un programa de televisión ha hecho que su nombre suene con fuerza tanto en la pequeña pantalla como en la prensa escrita. Son muchos los quebraderos de cabeza que tiene la joven en cuanto a conflictos familiares se refiere. Sobre todo desde hace unas semanas, cuando ha sonado con fuerza la separación entre su padre y Olga Moreno.

Y esto no ha sido lo único. Desde que su madre, Rocío Carrasco, decidiera hablar en su docuserie, ‘Rocío: contar la verdad para seguir viva’, la joven se ha visto envuelta en polémica. Ha sido un año increíblemente duro para Rocío Flores, que sigue sin encontrar la calma en toda la vorágine de polémicas familiares.

Los problemas familiares le están pasando factura a la joven

A esto hay que sumarle las guerras judiciales que tienen Antonio David Flores y Rocío Carrasco, en las que ella también se ha visto salpicada. Todo esto hace que le pase factura y que ahora se vea más delgada que en ocasiones anteriores. También hay que tener en cuenta la exposición a la que está sometida desde que se convirtiera en influencer. Al final, el estrés y los quebraderos de cabeza hacen que nuestro cuerpo también cambie y se vea afectado. Algo que le ha pasado a la propia Rocío Flores.