Tamara Falcó ha acudido al Madrid Arena junto a Íñigo Onieva, instante en el que ha mostrado la parte trasera de su teléfono móvil.


El Madrid Arena ha acogido este fin de semana a numerosos rostros conocidos, entre otros, a Tamara Falcó. La marquesa de Griñón disfrutó junto a dos personas muy especiales de la Copa Davis, en concreto, con su novio, Íñigo Onieva y su hermana, Ana Boyer. Una cita en la que disfrutaron al máximo de una de sus aficiones, el tenis, y que, además, dejó ver un detalle que hasta ahora había pasado desapercibido. La hija de Isabel Preysler mientras grababa algunas imágenes del partido en el que se disputaban la victoria Feliciano López y el ruso Andrey Rublev, mostró la parte trasera de su teléfono móvil. En ella se apreciaba una foto de carnet de su pareja, a quien tiene muy presente allá donde vaya.

Tamara Falcó Íñigo Onieva teléfono móvil
Gtres

Se desconoce si su intención era hacer una acreditación a Íñigo Onieva para que asista a esta cita mundial con total libertad o bien solo guarda esta foto a modo de recuerdo. Siempre muy pendiente de su smartphone, lo cierto es que Tamara Falcó es una auténtica romántica, más aún desde que comenzara una relación con el joven que le ha robado el corazón. Es habitual que se dediquen públicamente mensajes de amor, se fundan en un beso públicamente o estén presentes en momentos importantes para el otro, por lo que este gesto no es de extrañar. No es la primera que deja ver en su móvil sus gustos o secretos, prueba de ello, que desde SEMANA descifráramos hace solo unos días el mensaje que Victoria Federica llevaba escrito en un papel. «Lo que se necesita para conseguir la felicidad no es una vida cómoda, sino un corazón enamorado», decían estas líneas escritas por el religioso, Josemaría Escrivá de Balaguer.

Con una relación sentimental más que afianzada, Tamara Falcó puede presumir de encontrarse en uno de sus mejores momentos. Tras más de 14 meses juntos la hija de Carlos Falcó acudió a ‘Masterchef Celebrity’, donde se alzó como ganadora en el año 2019, y habló abiertamente de la posibilidad de que Íñigo participara en el programa. Al parecer, él es un enamorado del arte culinario, una pasión que quién sabe si le llevaría a aceptar la propuesta: «Cocinar no tanto, pero comer le encanta. Tienen un grupo y prueban restaurantes nuevos (…) Vosotros hacéis magia», dijo. El joven cada vez se siente más cómodo ante las cámaras, una actitud que se hizo evidente, por ejemplo, en el 40 cumpleaños de su chica, donde incluso bailó delante de los focos.

Tamara Falcó Íñigo Onieva teléfono móvil
Gtres

Fue precisamente en su fiesta donde Tamara aseguró que Íñigo le aportaba un gran equilibrio a su vida, un sentimiento del que no se quiere despedir. «Iñigo me da estabilidad. Es una persona sólida. Hay gente que te promete el oro y el moro y luego…», dijo. Palabras que demuestran que en cuestión de poco tiempo, ambos se han convertido para el otro en piezas fundamentales.