Los rumores suenan con fuerza. Cada vez son más los que aseguran que Iker Casillas y Sara Carbonero podrían dejar atrás su vida en Portugal, para comenzar una desde cero en la capital. Sus viajes a España y la candidatura del futbolista a las elecciones como presidente de la Federación Española de Fútbol les situarían una vez más en la tierra natal de ambos. Sin embargo, no todo es lo que parece. Y es que, tal y como revela su círculo a la revista SEMANA, lo que queda a la pareja por delante no es tan idílico como algunos pueden imaginar. Ni mucho menos. De hecho, todo apunta a que ni siquiera se proclamará como vencedor, por lo que los planes del matrimonio se verían alterados. Pero ¿cómo se muestra él en su círculo ante lo que puede ser su pasaporte definitivo a España?

Sara Carbonero Iker Casillas

Su entorno revela a este medio que, aunque es cierto que de cara al público se muestra muy optimista en esta nueva etapa profesional, cuando está con gente de confianza “es realista y sabe que va a ser muy difícil conseguirlo”. Consciente de que tiene pocas posibilidades en este reto, el jugador tan solo estaría allanando el camino con el fin de ganar, pero a largo plazo.“La intención de Iker es aterrizar y que en cuatro años pueda ganar. Él ahora lo que quiere es ganarse a los presidentes de las Federaciones Territoriales”, explican. Toda una inversión para lograr el sueño que a día de hoy tienen en mente tanto él como la periodista. Están felices y deseosos de dejar atrás la que ha sido la época más complicada en cuanto a salud se refiere, pero, sus amigos, los periodistas y los expertos creen que no será su trabajo más inminente.

Tal es su ilusión que para él los beneficios económicos son lo de menos y así se evidencia en que con esta decisión laboral renuncie a ganar mucho más dinero de lo que actualmente se embolsa en la ciudad lusa. “Tiene súper claro que no va a jugar al fútbol. De este modo, renuncia a muchísimo dinero. Pasa de ganar 6 millones de euros limpios al año a ganar 400.000 aproximadamente”, apuntan.

Pocos conocen si finalmente Iker y Sara fijarán su residencia en Madrid tras una temporada alejados de su hogar. Un traslado que, por el momento, presenta escollos y sobre el que todavía no hay luz verde.

1El primer escollo

Los expertos desvelan a este medio que el primer impedimento al que deberá de hacer frente será la estructura de la Federación, por lo que, pese a ser muy querido, todavía no habría llegado su momento en el mundo del fútbol.

2Se desconoce todavía la fecha en la que conocerá la resolución

Según han revelado muchos medios de comunicación, se hará público en el primer semestre de 2020. Una fecha que el que fuera guardameta, su esposa y sus hijos esperarán con mucho ahínco y que, además, puede dar un giro radical al futuro de toda su familia.

3Continuos viajes a la capital

No ha habido mudanza definitiva aún, pero sí que es cierto que tanto Sara como Iker han viajado mucho a España durante los últimos meses. ¿Dará esto pistas de los planes que ambos han hablado en la más estricta intimidad?

4Han sido los mejores anfitriones de Paula Echevarría e Iker Casillas

Paula Echevarría y Miguel Torres estarán encantados si finalmente Iker y Sara deciden volver a España de manera definitiva. Una amistad que se hizo más que evidente en el último viaje que hicieron la actriz y el que fuera futbolista de El Málaga CF a Oporto, ciudad en la que están asentados desde hace varios años.

5Tienen grandes amigos en España

Entre ellos, por supuesto, Isabel Jiménez. La presentadora de informativos y Sara Carbonero se han convertido en dos grandes hermanas que se han demostrado su vínculo a prueba de bombas en multitud de ocasiones, tal y como ellas mismas han revelado en sus peores momentos.