No están siendo tiempos fáciles para la familia de Rosa María Sardá. Este mismo jueves, la Academia de Cine anunciaba el fallecimiento de la veterana actriz, de 78 años, tras una batalla contra el cáncer, que finalmente no pudo superar. Horas después de su fallecimiento, su cuerpo fue trasladado al Tanatorio Sánchez de Ávila de Barcelona, hasta donde se acercaron sus familiares y amigos más cercanos para despedirse de la conocida actriz y darle el último adiós.

El tanatorio tuvo lugar en Barcelona, la tierra natal de la actriz

Debido a la complicada situación en la que se encuentra España a consecuencia del coronavirus, el aforo a la hora de acudir a tanatorios y funerales es más reducido que lo habitual. Por este motivo, tan solo han podido acudir a despedir a Rosa María Sardá un número reducido de personas. Lo que hubiera sido un adiós multitudinario, ya que fue una de las actrices más queridas del panorama español, se ha convertido en un adiós más discreto. Este mismo jueves llegaba, completamente desolado, su hermano, el presentador Javier Sardá.

El popular presentador ha llegado acompañado por su esposa, Ana Gutiérrez, que no se ha separado ni un solo momento de su pareja. Javier Sardá ha querido agradecer las muestras de cariño recibidas en estos momentos tan complicados a los que se está enfrentando. «Muchas gracias de verdad. Gracias», han sido las únicas palabras que el presentador ha podido hacer tras la irreparable pérdida de su hermana.

Muchos compañeros de profesión acudieron a darle el último adiós

Al tanatorio Sánchez de Ávila de Barcelona también han llegado otros rostros conocidos como los humoristas Carlos Latre, Boris Izaguirre o Manel Fuentes, que también estaban destrozados por la triste noticia del fallecimiento de Rosa María Sardá. «Hasta siempre querida Rosa María. Se nos va para mí una de las grandes, en el cine, en el teatro, en el humor, como maestra de ceremonias y como… Todo lo que se propusiera. Siempre fue muy amable y cariñosa conmigo. Te echaremos de menos…Un beso a mi querido Javier Sardà…y a mi tmbn querido Pol Mainat», escribía Carlos Latre en sus redes al conocer la noticia. 

El único hijo de Rosa María Sardá estaba completamente roto

También su exmarido, uno de los miembros de La Trinca, Josep Maria Mainat, ha sido entre los primeros en acercarse a las pompas fúnebres, que tal y como hemos dicho tuvo lugar e el tanatorio Sánchez de Ávila en Barcelona. Cabe recordar que Josep María Mainat y Rosa María Sardá tuvieron una larga relación de casi tres décadas. Fruto de este largo amor nación el único hijo de la actriz, Pol Mainat, en el año 1975. El único hijo de la actriz y del productor musical ha heredado los genes tan polifacéticos como sus padres, ya que también es actor, director, productor y DJ.. Ahora, sus seres queridos, amigos y compañeros de profesión le darán el último adiós a una de las actrices más queridas del panorama nacional.