Gonzalo Caballero, expareja de Victoria Federica, está muy enamorado de Julieta Hernández, su nueva pareja, y a quien se ha declarado públicamente.


En esta cuarentena hemos descubierto nuevos amores de la crónica social, entre ellos, el de Gonzalo Caballero. Unas fotografías del diestro confirmaron que estaba enamorado de una joven de 20 años llamado Julieta Hernández que le ha ‘robado’ el corazón. La estudiante era el nuevo amor del torero tras su relación con Victoria Federica y, aunque en más de una ocasión, había revelado públicamente qué sentía hacia su nueva pareja, nunca lo había hecho como en su última dedicatoria. Sincero y tratando de relatar sus actuales sentimientos, Gonzalo Caballero se abrió en canal en sus redes sociales. Aunque ha dejado boquiabierto a todos sus followers por sus bonitas palabras, hay quien ha entendido que en sus palabras había una pullita directa a su ex, la hija de la infanta Elena.

Junto a dos fotografías en las que aparece Gonzalo Caballero junto a Julieta y en las que, por cierto, es más que evidente que tienen una complicidad muy especial, el torero ha gritado su amor por ella. «Un día cualquiera , sin quererlo, conoces a alguien que te hace sentir que no habías conocido nada. Y que la primera vez no siempre es la primera. Que la realidad es capaz de superar a cualquiera de los sueños…», comienza diciendo el diestro. Declaraciones que inevitablemente hacen retrotraernos en el tiempo y mirar a su pasado sentimental, en el cual está Victoria Federica, sin embargo, ambos optaron por poner punto y final a lo que les unía. Gonzalo quería centrarse tan solo en su profesión y meses después los dos han decidido rehacer sus vidas, él con Julieta y ‘Vic’ con el DJ, Jorge Bárcenas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Un día cualquiera , sin quererlo , conoces a alguien que te hace sentir que no habías conocido nada. Y que la primera vez no siempre es la primera. Que la realidad es capaz de superar a cualquiera de los sueños… Juro que cuando la vi, lo primero que dije fue : “Ella es para mi”. Ahí comprendí que los ojos son de quién los hace brillar. Que cuando no esperas nada , ocurre todo. Era ella , así ,sin más, C A Ó T I C A. Creo que el truco , el secreto más bien, está en encontrar la persona que tenga tu mismo nivel de desequilibrio mental. La misma necesidad de amar de una manera tan sumamente loca en la que en cada acción esté dispuesta a morir. Porque solo así ella y tú sabéis que el amor es para SIEMPRE, SIEMPRE, SIEMPRE …. Ella , que solo con besos puedes callarla, es el terremoto más tierno que jamás haya existido. Un huracán ingobernable que había dado con un amante de los desastres. Un volcán de amor infinito , que quema, que mata y a la vez te da la vida. Un maravilloso caos , pero como dijo Platón “Donde reina el amor sobran las leyes”….. No suele llevar tacones , no los necesita , ella es más de subirse por encima y comerte a besos. Le gusta llegar tarde, porque sabe que lie la que lie, por muy enfadado que pueda llegar a tenerte, en cuanto la veas dibujará en tu cara la sonrisa más grande que puedas imaginar. Nos solemos tirar una hora para pedir la cena, el postre , el vino y la película, y cuando lo tenemos , resulta que es lo de menos … Jamás nos terminamos el postre , y con un poco de suerte llegamos a los títulos de la peli. Que ruina tan bonita. Siempre la miro, y siempre le da la misma vergüenza que el primer día : “¿ Por qué me miras ?” Con la inocencia de quien no sabia que tenía los ojos más brillantes , la sonrisa más bonita. TENÍA MIL COSAS MARAVILLOSAS PARA ENAMORARME DE ELLA. PERO ESTABA LOCA , Y A MI ME SOBRABA CON ESO … ❤️❤️ @julietahdezdl

Una publicación compartida de Gonzalo Caballero (@gonzalocaballeroo) el

Tras su ruptura él habló muy bien de Victoria Federica, ensalzó sus valores y el corazón de la joven que él tildó de «único». Pero parece que los sentimientos que en su momento tuvo por ella no son comparables con los que tiene por Julieta. Algo que ha explicado él mismo a través de esta publicación. «Juro que cuando la vi, lo primero que dije fue : “Ella es para mi”. Ahí comprendí que los ojos son de quién los hace brillar. Que cuando no esperas nada , ocurre todo. Era ella así, sin más, C A Ó T I C A. Creo que el truco, el secreto más bien, está en encontrar la persona que tenga tu mismo nivel de desequilibrio mental. La misma necesidad de amar de una manera tan sumamente loca en la que en cada acción esté dispuesta a morir. Porque solo así ella y tú sabéis que el amor es para SIEMPRE, SIEMPRE, SIEMPRE…», comenta Gonzalo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

? Grabación del programa de toros Grana Y Oro ? Gracias siempre por tu gran trato @carlosmartinsantoyo , desde novillero.

Una publicación compartida de Gonzalo Caballero (@gonzalocaballeroo) el

Ambos están muy enamorados y definen su relación como «un maravilloso caos». Son conscientes de sus defectos, pero estos se ven compensados con todas sus virtudes. «Ella, que solo con besos puedes callarla, es el terremoto más tierno que jamás haya existido. Un huracán ingobernable que había dado con un amante de los desastres. Un volcán de amor infinito, que quema, que mata y a la vez te da la vida. Un maravilloso caos, pero como dijo Platón “Donde reina el amor sobran las leyes”….No suele llevar tacones, no los necesita , ella es más de subirse por encima y comerte a besos. Le gusta llegar tarde, porque sabe que líe la que líe, por muy enfadado que pueda llegar a tenerte, en cuanto la veas dibujará en tu cara la sonrisa más grande que puedas imaginar», añade Gonzalo.

Y es que, aunque se desconoce el tiempo que llevan juntos, verla es lo que más deseaba tras el confinamiento. Así lo aseguró el propio Gonzalo a través de su Instagram, el mismo lugar en el que ahora ha confesado todo lo que le hace sentir su relación con esta joven llamada Julieta. «Nos solemos tirar una hora para pedir la cena, el postre , el vino y la película, y cuando lo tenemos , resulta que es lo de menos … Jamás nos terminamos el postre , y con un poco de suerte llegamos a los títulos de la peli. Que ruina tan bonita. Siempre la miro, y siempre le da la misma vergüenza que el primer día : “¿ Por qué me miras ?” Con la inocencia de quien no sabia que tenía los ojos más brillantes, la sonrisa más bonita. TENÍA MIL COSAS MARAVILLOSAS PARA ENAMORARME DE ELLA. PERO ESTABA LOCA , Y A MI ME SOBRABA CON ESO…», ha escrito el torero.