La tonadillera ha tenido un gesto que podría calmar las aguas en esta inesperada guerra familiar con su hijo.


La última semana ha sido complicada para el clan Pantoja en el foco de la polémica por una guerra desatada entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera. Reproches, malentendidos, tensiones… madre e hijo pasan por un distanciamiento importante a raíz de la entrevista del DJ en ‘Sábado Deluxe’ donde aseguró que atravesaba sus horas más bajas. Desde entonces, el ir y venir de acusaciones ha sido incesante. Sin embargo, ahora la tonadillera ha tenido un gesto que podría calmar las aguas y con el que pide una tregua en esta inesperada guerra familiar.

Gtres

Este domingo, Día de Todos los Santos, la tumba de Paquirri amanecía con flores. La artista había hecho llegar al Cementerio de San Fernando, Sevilla, un centro de flores blanco donde se podía leer el siguiente mensaje: «Tu esposa e hijo». Idéntico texto a años anteriores y siempre con flores blancas. Envuelta en una auténtica vorágine familiar, la artista no ha olvidado un día destacado en el calendario y ha recordado a su difundo marido. Sin duda, parece tender la mano a su hijo en una semana en la que más que nunca, Francisco Rivera padre, ha sido protagonista de la crónica social ya que se ha hablado mucho de su herencia.

Gtres

Irene Rosales aclaraba ciertos aspectos del conflicto y pedía calma a su marido quien hace tan solo unos días echaba más leña al fuego entrando en directo en ‘Sálvame’ donde se mostraba implacable con su progenitora. «Kiko está mal. Si él se expresa así es porque le ha hecho daño», ha dicho la colaboradora sobre la sonada conversación.

Hasta el pasado sábado, madre e hijo no habían hablado para resolver el conflicto. Además, Irene se pronunciaba sobre la herencia de Paquirri: «Kiko no quiere la herencia para fiestas, ni para comprarse una casa, la quiere para que se solucione la situación con su madre». Explicaba que vender la finca fue una propuesta que hizo su marido en su día con el fin de acabar con diversos problemas económicos.

Las duras palabras de Kiko 

«Mi tristeza viene porque la persona a la que más he amado y amo, mi madre, no sabe diferenciar entre Isabel Pantoja y madre, esa es mi tristeza», señalaba el DJ públicamente. Además, reconocía que echaba en falta su apoyo: «Entiendo perfectamente sus motivos. Sé que está cuidando a mi abuela, pero el día tiene 24 horas y vivimos a una hora y media».

© Telecinco.

También se pronunciaba sobre diversos comentarios que la artista habría realizado a través de ciertos periodistas de Telecinco: «Que mi madre se espabile un poco. Si tiene que decir algo que venga y me lo diga a la cara o que lo diga públicamente para que yo me pueda defender. Porque hablar así de un hijo no tiene perdón de Dios».