Francisco Rivera vuelve a jugarse la vida frente a un toro

La pasión de Francisco Rivera por el mundo taurino hace que, a pesar de su retirada, las plazas sigan siendo su lugar en el mundo. Hace unas semanas lo veíamos triunfar en Ronda como empresario de la histórica plaza, donde la Goyesca volvió a congregar a grandes rostros del mundo del toro se reunieron para disfrutar de una de las grandes citas de la temporada. 

15 años sin Carmina Ordóñez, los 10 hitos familiares que se ha perdido

Pero este fin de semana el diestro volvió a torear y lo hizo con motivo del Festival de Peraleda de la Mata, en Cáceres. El hijo mayor de Paquirri fue el gran triunfador de la tarde, con dos orejas de su primer toro. Con su segundo, Paquirri se llevó un importante susto al ser golpeado en la tarde, pero todo quedó en un sobresalto.

Francisco está viviendo un momento dulce. Siempre cercano al ambiente en el que ha crecido y sin perder sus raíces, el torero compagina su pasión con sus facetas de diseñador de pañuelos, de colaborador de televisión en ‘Espejo Público’ y de empresario de hamburguesas de carne de Angus. Pero sin duda, si hay un proyecto importante en la vida de el hijo de Carmen Ordóñez ese es su familia.

Curro, el hijo de Francisco Rivera, debuta en la Goyesca de Ronda

El marido de Lourdes Montes es un hombre entregado a su clan. Padre de Cayetana, Carmen y Curro, sus hijos son lo más importante de su vida y es habitual verlo disfrutando de ellos en sus redes sociales y eventos públicos. De hecho, durante la Goyesca, el colaborador de ‘EP’ no dudó en posar orgulloso junto al pequeño Francisco, quien iba vestido para la ocasión y acaparó todas las miradas en uno de los días más especiales para su padre.