Tras las polémicas de la familia, Francisco Rivera cena con los suyos y confirma oficialmente la llegada de un nuevo miembro al clan


“Cantar muchos villancicos, beber mucho anís, brindar y quererse mucho”. Estos fueron los consejos de Francisco Rivera a sus seguidores para pasar una Nochebuena de ensueño, y parece que los ha cumplido a la perfección. La convulsa etapa que está viviendo la familia Rivera, no ha logrado empañar uno de los días más bonitos del calendario que han vivido con la misma magia e ilusión que cada año. En este caso, Francisco Rivera, Lourdes Montes y sus pequeñas han celebrado la popular cena de Navidad en casa de los padres de la diseñadora donde además de ellos, este año han tenido una visita muy reveladora.

Raúl García, más conocido como ‘El Tato’, ha sido uno de los invitados sorpresa a la velada. Llegaba el primero de todos con una mayúscula caja de contenido desconocido y receloso de dar declaraciones a los reporteros que se encontraban a la entrada de la casa. Más tarde hacía su entrada Lourdes, con su hermano y las niñas. El plato fuerte, Francisco Rivera, se asemejaba el último en llegar. A pesar de las preguntas relacionadas con el noviazgo de ‘El Tato’ con Sibi Montes, ni el torero ni la diseñadora han querido confirmar lo que ya es un secreto a voces.

Nuevo miembro en la familia

La presencia del ‘El Tato’ en casa de los Rivera como integrante de pleno derecho, se convierte en uno de los pasos más importantes que ha dado la pareja para afianzar su relación. Desde hace unos meses, la presencia del ex diestro, apoderado y mejor amigo de Francisco Rivera por la órbita de la familia y muy cercano a Sibi Montes, hacía presagiar que la relación entre ambos pasaba de una simple amistad a un incipiente amor. Ahora, como nuevo miembro de la familia en las Navidades se confirman las insinuaciones.

Así, ‘El Tato’ ha sido el culpable de que Sibi Montes recupere la ilusión por el amor tras su separación de Álvaro Sanchis, quince días después de su enlace tras una crisis sin retorno.