Lo que prometía ser una noche de éxito y alegría, ha terminado convirtiéndose en un mar de dudas. Este jueves 17 de noviembre se estrenaba ‘Cambio de giro’, el nuevo cortometraje en el que Carla Vigo es la actriz protagonista y que rodó junto a la actriz Josele Román. Hasta aquí todo normal. Este corto está escrito por la veterana actriz y dirigido por Fran Antón, amigo íntimo de Kiko Hernández. Sin embargo, ni rastro del amigo del colaborador de televisión. Ha llamado especialmente la atención su ausencia aunque las últimas noticias que lo relacionan con Kiko Hernández podrían haber hecho que prefiriera no acudir al estreno y dejarle todo el protagonismo a las actrices de la obra, quienes han acaparado los flashes. 

Carla Vigo
Gtres

La prensa se encontraba en la sala La Reserva, en pleno corazón del centro de Madrid, donde se ha vivido la premiére de esta obra. Carla Vigo está centrada en su faceta como actriz después de romper su relación, Álvaro Uceda, por lo que este nuevo proyecto de trabajo le ha llegado como aire fresco. Sobre todo después de que se cancelara la obra de Rafael Amargo, que dejó sin ingresos a la joven. A pesar de que Fran Antón no ha acudido a la premiére, la sobrina de la Reina Letizia ha estado muy bien arropada. Su íntima y gran amiga, Amor Romeira, ha querido estar junto a ella en esta noche tan especial para Carla.

Carla Vigo ha sorprendido a todos posando incluso a lo Pataky

Ataviada con un largo vestido verde con espalda al aire y un maquillaje de fiesta, Carla Vigo ha posado ante los medios de comunicación. Incluso con la ‘pose Pataky’, un femenino y sensual movimiento de espaldas que durante tantos años ha protagonizado Elsa Pataky. Muy sonriente y algo nerviosa, la sobrina de la Reina Letizia ha sabido manejar la situación siendo consciente de que tras la ausencia de Fran Antón, ella era la gran protagonista de la noche.

Carla Vigo
Gtres

‘Cambio de giro’: el nuevo corto de la sobrina de la Reina Letizia

El corto en cuestión narra la historia de María, una joven que quiere abrirse camino en el mundo del baile, aunque no lo tiene fácil porque tendrá que hacer frente a varios problemas ocasionados por el acoso de un grupo de pandilleros. En definitiva, alguien que pelea por sus sueños y que no se rinde, a pesar de las vicisitudes que le presente la vida, por lo que la trama guarda muchas similitudes con el presente de Carla Vigo. A principios de enero, la propia Josele Román reconoció que cuando conoció a la hija de la fallecida Érika Ortiz pudo sentir la pasión y las ganas que sentía por el mundo de la interpretación. Es por esto por lo que la veterana actriz decidió ofrecerle un papel.