Rocío Flores ha incluido en su biografía de Instagram un detalle con el que deja claro cuáles son sus próximos derroteros profesionales.


La vida de Rocío Flores ha dado un giro radical en los últimos meses. La hija de Antonio David Flores y Rocío Carrasco está mucho más presente en la palestra mediática desde que decidiera defender a su progenitor en el plató de ‘Gran Hermano VIP‘, reality que puso patas arriba todos los planes que la joven tenía pensados. Su idea, en un principio, era simplemente ser la fiel escudera de su progenitor hasta que este abandonara la casa más famosa de la televisión. Después ella volvería a su discreta vida en Málaga, pero una suculenta oferta como participante de ‘Supervivientes‘ le hizo cambiar de opinión, programa en el que, por cierto, se ha convertido en una de las finalistas. A pesar de que hace algunos días su padre reveló que ahora Rocío Flores quiere retomar sus estudios, hay un detalle en sus redes sociales que deja claro cuál es su intención profesional.

Y es que Rocío Flores en los últimos meses ha visto cómo se ha disparado su número de seguidores a casi el doble: de 300.000 a casi 500.000. Un crecimiento que ha aprovechado fichando por una agencia que le gestiona este tipo de contrataciones en Instagram. La misma que está detrás de su tía, Gloria Camila, y la cual permite a ambas obtener beneficios de esta red social al hacer promoción de firmas o productos en el universo 2.0. Ambas tienen impacto en los medios, pues están vinculadas a la televisión, y por ello son un reclamo para muchas marcas que ven en ellas un filón para algunas campañas. Por este motivo, Rocío Flores ha querido centrar esa rama profesional en una agencia especializada en esa materia y, aunque quiere empezar poco a poco en el mundo influencer, lo cierto es que ya ha firmado algún acuerdo comercial tras abandonar la aventura selvática.

No obstante, no ha renunciado a seguir trabajando mano a mano con Agustín Etienne, en el que confía ciegamente. De hecho, para los asuntos relacionados con la televisión Rocío continúa con su mánager, quien trabaja con otros rostros como Belén Esteban. Él es el que se encarga de gestionar el incipiente camino por la fama de la hija de Antonio David Flores a quien, además, también representa.

View this post on Instagram

Reencuentro con el mejor ?? @agustinetienne

A post shared by Rocio Flores (@rotrece) on

El cambio laboral de Rocío Flores llega en el mismo momento en el que su madre, Rocío Carrasco, vuelve a un plató de televisión como colaboradora. Se incorpora al equipo de ‘Lazos de Sangre‘ en Televisión Española, convirtiéndose, sin duda alguna, en uno de los mayores atractivos en el estreno de la tercera temporada del programa presentado por Boris Izaguirre, con quien charló SEMANA en exclusiva la pasada semana. El venezolano se muestra encantado con su llegada y confía en las grandes aportaciones que puede hacer Rocío en el debate, al ser hija de ‘La más grande’ y al contar con multitud de anécdotas con famosos en su memoria.