Rosa Benito ha destapado la verdad acerca de las alianzas que en su día fundió en ‘Sálvame’. No las quemó y todo fue un teatro.


Rosa Benito se ha lanzado a hablar de alianzas en ‘Ya es mediodía’, sin imaginar que tocar este tema era peliagudo para ella. Y es que en el año 2013 tras firmar su divorcio la entonces colaboradora de ‘Sálvame’ quemó sus alianzas en directo, al menos eso dijo ella. Dejó perpleja a la audiencia, pero años más tarde ha terminado desvelando que era una auténtica farsa. Mientras David Valldeperas intentó convencerla, Rosa se negó y tuvieron que simularlo: “Hice un teatro, pero yo llevo mis alianzas, las dos, nunca me las he quitado. La de cuando nos conocimos y la de la boda”. Resuelto el misterio, lo cierto es que aquella emisión consiguió batir récord de audiencia y mantuvo pegada al televisor a un gran número de espectadores.

Nadie imaginó en ese momento que este fuego no estaba quemando los anillos de boda de Rosa Benito y Amador Mohedano, sino otros que nada tenían que ver con su vida en común. Rosa Benito llegó incluso a llorar cuando terminó la ceremonia simbólica que todavía recuerda el público de ‘Sálvame’, pues cerraba para siempre su capítulo matrimonial. Tras 35 años juntos, la que fuera cuñada de Rocío Jurado emprendía un camino en solitario y lo hacía fundiendo supuestamente estas joyas que simbolizaban unión entre ella y el padre de sus hijos.

Rosa Benito no accedió a las peticiones de Valldeperas, ya que «formaban parte de ella», por lo que solo aceptó teatralizar este instante. Las sigue luciendo en sus imágenes de Instagram y no las esconde, pues ha llovido mucho desde que tuviera lugar este momento histórico en la televisión. No tiene reparo alguno en reconocer cuál fue el ‘modus operandi’ para que los directivos lograran que el público cayera en la trampa, pues en todo momento se dio por hecho que eran sus alianzas. El propio David Valldeperas comentó comentó cómo se pusieron de acuerdo: «Te propongo que traigas las alianzas y las fundimos en directo. Traemos a un artesano y al final era poesía visual, una alegría de lo que habíamos vivido». Rosa Benito parece que no quedó satisfecha con esta propuesta: «Ella me dijo que le parecía muy fuerte». Al entender que estas joyas formaban parte de sus recuerdos, él le propuso una alternativa que la terminó convenciendo: «Le dije que yo buscaba otras alianzas. Lo que hicimos era simbolismo. Al final daba igual…”.


Unas declaraciones tras las que algunos compañeros se preguntaron el motivo por el que Rosa Benito rompió a llorar: «Ella estaba triste. Fue un momento muy emotivo y que cerraba una historia, con la música que escogimos. Esa es la historia. A mí me hubiera gustado que hubieran sido las reales». Este gesto simbólico enfadó y decepcionó a Amador Mohedano, no obstante, pocas veces se ha pronunciado sobre ello en televisión.