«Me da mucha pena porque me hubiera gustado que estuvieran aquí más personas», ha recordado. «No estás sola porque hay gente que te quiere».


La esperada y polémica boda de Anabel Pantoja y Omar Sánchez se ha celebrado este viernes en medio de una gran expectación. La sevillana y su marido contrajeron matrimonio civil el pasado 17 de septiembre, pero por fin han compartido con sus seres queridos la felicidad por haberse convertido, por fin, en marido y mujer. En este día tan señalado han estado arropados por los suyos. No han estado todos. No en vano, las ausencias han marcado este festejo empañado también por la triste noticia del fallecimiento de doña Ana.

En este enlace han faltado personas muy importantes: Isabel Pantoja, su hermano Bernardo -padre de la novia, Kiko Rivera e Irene Rosales, entre otros. Es un detalle que Chabelita no ha pasado por alto. Y que en su emotivo discurso a los novios ha recordado con especial énfasis.

«No estás sola porque hay mucha gente que te quiere»

«Me da mucha pena porque me hubiera gustado que estuvieran aquí más personas. Y tú lo sabes», arrancaba diciendo la joven, que ha asistido al enlace con su novio, Asraf Beno, y su hijo Alberto. «Siempre has hecho muchas cosas por nosotros y has mediado siempre para que la familia esté bien. Y creo que hoy necesitabas un poco de nosotros porque te lo mereces. Estoy aquí para ti y de verdad que me alegro mucho de por fin de que cumplas tu sueño de casarte con Omar», recordaba.

Foto: Gtres

«Ojalá le des tranquilidad y la sepas frenar porque tiene tela Anabel», añadía en tono de broma, dirigiéndose a Omar. Y continuaba su improvisado discurso hablando, una vez más, a Anabel, a la que ha querido demostrar su apoyo incondicional.

«Es como si fuésemos hermanas»

«Quiero que sepas que te quiero un montón. Me acuerdo mucho de los momentos buenos que hemos pasado en familia, en el cumpleaños de mi madre… Cuando iba a comer a la casa de Consuelo y me comía las patatas con huevos fritos y el filete de ternera que me hacíais», detallaba. «Y aunque has vivido en Sevilla has venido siempre a visitarnos Madrid y prácticamente es como si fuéramos hermanas. Aquí me tienes a Albertito y a mí para apoyarme en todo. No estás sola porque hay mucha gente que te quiere y yo soy una de ellas», concluía.

Pero el discurso de Anabel no ha sido el único. Omar también ha pronunciado unas románticas palabras a su ya flamante esposa. «Mi morena trianera», le decía, cariñoso. «Por fin estamos cumpliendo el sueño de estar juntos. Quiero estar a tu lado el resto de nuestras vidas. Nuestro camino no ha sido fácil… ha habido piedras en el camino».

«Me has hecho sentir la mujer más valorada, la más guapa»

Incluso la novia ha cogido el micrófono para dedicar un mensaje a Omar, así como a sus invitados. «Quiero agradecer el hecho de que estéis aquí. Sé el esfuerzo que habéis hecho en cruzar España… en barco y demás», sentenciaba. «Es una fecha muy mala pero yo quería estar aquí porque tú te lo mereces. Me quería casar en Sevilla hace dos años y no lo discutiste».

La sevillana lamentaba todos los obstáculos que han obligado a la pareja a posponer su celebración: «La pandemia, el peroné, el volcán». Pero ambos han decidido seguir adelante con sus planes. Es un esfuerzo que Anabel ha hecho por su compañero. «Te merecías que yo estuviera aquí porque yo me siento de aquí. No me voy a olvidar nunca de Sevilla ni de Triana. Soy de aquí porque aquí me siento en paz. Me siento valorada. Es difícil lo que voy a decir. No sé lo que durará esto, que dure hasta siempre. Lo que estemos siempre… me has hecho sentir la mujer más valorada, la más guapa, la que está más buena y la que más amas. Eso solo lo he sentido contigo. Eso solo he sentido por ti», zanjaba.

Iván Reboso

«No me puedo parar con todo el mundo. Le doy las gracias a mi madre, a mis abuelos que están arriba. Ahora mismo se me ha ido otra que estaba deseando vestirme de blanco, delgada, claro y seguro que me estará viendo muy guapa», concluía, agradeciendo también a la familia de Omar por «cuidarla» estando lejos de casa. «Os quiero muchísimo». Por último, transmitía su gratitud a Raquel Bollo y a Belén Esteban: «Raquel, Belén, no sois mis amigas, sois mi familia. Lo habéis demostrado».

Iván Reboso