El siempre controvertido actor Willy Toledo ha sido declarado absuelto de los delitos contra los sentimientos religiosos y de obstrucción a la Justicia, según dicta la sentencia del juzgado de lo Penal número 26 de Madrid. El intérprete tuvo que acudir a los tribunales tras unas polémicas manifestaciones que realizó a través de su cuenta de Facebook.

La Asociación Española de Abogados Cristianos denunció al actor porque sus manifestaciones vejaban los sentimientos religiosos y solicitó una multa de doce meses. El comentario de la polémica fue el siguiente: «Yo me cago en Dios y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María. Este país es una vergüenza insoportable. Me puede el asco. Iros a la mierda. Viva el c*** insumiso». El intérprete escribió este mensaje para defender a la mujeres encausadas por la procesión del coño insumiso.

Finalmente, el actor celebra su absolución. Durante su defensa, asumió que sus palabras podían ofender igual que a él le «ofenden expresiones homófobas y machistas. Pero jamás se me ha ocurrido perseguir a nadie por sus pensamientos políticos”.

Por su parte, su abogado Endika Zulueta, también está de acuerdo con el fallo y ha afirmado a EFE que el «pensamiento no delinque y la expresión escrita o verbal del pensamiento -salvo que aliente a la hostilidad violenta contra determinados colectivos-, no debe ser delito en un país que se entienda respetuoso con los derechos fundamentales».