El marqués de Griñón ha fallecido a los 83 años en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid.


Tamara Falcó ha dicho adiós este viernes, 20 de marzo, a su padre Carlos Falcó. El marqués de Griñón fallecía a los 83 años en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid por coronavirus después de que fuera hospitalizado el domingo. Una triste noticia que tiene lugar en un momento excepcional que vive el país, en pleno estado de alama por la crisis sanitaria, y que afectará también al velatorio, que no podrá celebrarse, y al funeral, que posiblemente tendrá que celebrarse en la más estricta intimidad o posponerse.

La muerte tiene lugar, además, tras el ‘Día del padre. Tamara le recordaba este mismo viernes con una tierna publicación en su perfil de Instagram. «Ayer fue S. José y se me olvidó postear… Esta foto describe mi relación con mi Padre…», señalaba la hija de Isabel Preysler. En la imagen publicada, el aristócrata sostiene con mimo a su hija, mirándola con dulzura.

Una instantánea que corresponde a su álbum más personal y que cobra especial relevancia tras su  muerte. «Papi tú no tienes Instagram pero como siempre te enteras de todo lo que hago que sepas que te quiero y eres el mejor Padre que jamás podría desear. ❤️ u Tamaruni». Tras conocerse la noticia del fallecimiento, muchos rostros conocidos y seguidores han utilizado los comentarios de la publicación para mostrarle su pésame por la muerte.

Una realidad desoladora

Tamara pierde a su progenitor quien había cumplido 83 años el pasado 3 de febrero. Debido a su edad se encuentra en el grupo de riesgo ante el Covid-19. La ganadora de la última edición de ‘MasterChef Celebrity’ siempre había demostrado estar muy unida a su padre con quien mantenía una relación muy especial. De este había heredado su carácter jovial y muy vital. Sin embargo, cuando el marqués de Griñón se casó en 2017 con Esther Doña, 41 años más joven que él, destacó su ausencia -al igual que la de sus dos hermanos mayores-. Lo que para muchos supuso que Tamara no aprobase la relación, ella aseguró más tarde que no pudo acudir por «motivos personales». 

Este duro golpe se sucede en un momento totalmente excepcional e insólito que hace aún más complicadas las circunstancias. El Ayuntamiento de la capital ha dado instrucciones para no celebrar velatorios de personas víctimas de Covid-19 con el fin de que no se propague el virus. Posiblemente, el funeral también se vea afectado, ya que se pospondrá o se restringirá a la más estricta intimidad.

Según las recomendaciones actuales, las funerarias aconsejan que en los funerales haya un máximo de 15 personas. Una realidad aún más desoladora para Tamara que cuenta con profundas convicciones cristianas. Hace tan solo unos días ante la pandemia que azota el mundo compartía una oración vía redes sociales.

El marqués de Griñón estuvo casado en cuatro ocasiones y era padre de cinco hijos. Tamara es fruto de su segundo matrimonio con Isabel Preysler quien le convirtió en un personaje habitual de la crónica social. Se dieron el «sí, quiero» el 23 de marzo de 1980, un año después nació su única hija en común. Su unión apenas duró cinco años. Su primera mujer fue Jeanina Girord con quien tuvo dos hijos, Manuel y Xandra, de su tercer enlace con Fátima de la Cierva, nacieron Duarte y Aldara. A los 80 años, volvió a contraer matrimonio, esta vez con la empresaria malagueña Esther Doña.

Las últimas imágenes del V marqués de Griñón y XII de Castel-Moncayo datan del 7 de marzo de este mismo año, hace tan solo unos días. El pasado 7 de marzo acudió a una corrida de toros en la localidad toledana de Illescas con motivo de la Feria del Milagro. Junto a su cuarta mujer, Esther Doña, se dejó ver entre el público en un ambiente distendido, disfrutando de una de sus principales aficiones. Según ha publicado el diario ABC, la malagueña también ha dado positivo en Covid-19 y permanece aislada en un piso de la capital.

Otros personajes conocidos como la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y su marido, Fernando Ramírez de Haro, el expresidente del Real Madrid, Lorenzo Sanz, el exfutbolista y entrenador del Arsenal, Mikel Arteta, el futbolista del Valencia, Ezequiel Garay, o la Ministra de Igualdad, Irene Montero, también han dado positivo en coronavirus.